La situación en la Liga Mexicana de Beisbol pende de un hilo con la posible cancelación de la temporada 2020 debido a la pandemia del coronavirus, la cual ha tirado muchos eventos deportivos desde marzo en México. Se viven horas claves para saber cuál será el futuro de la competencia y de los Rieleros de Aguascalientes, que sin duda son uno de los equipos que se verían más afectados en una campaña sin gente en las gradas al no tener el poder adquisitivo de otras franquicias que se pueden dar el lujo de sostener un torneo sin ingresos en la taquilla.
Hace apenas algunos meses se hablaba sobre la posible venta del equipo a otro estado por la situación monetaria de los dueños que no veían como un negocio rentable mantener a los Rieleros en Aguascalientes, algo que cambió con algunos nuevos inversores y el apoyo del gobierno mexicano hacia el beisbol profesional. Sin embargo, la realidad es que el beisbol sigue siendo un negocio, una inversión que si no deja números verdes en los dueños es complicado realizar por los grandes costos que requiere una temporada contando al roster de los peloteros, staff de coacheo, viajes, hoteles, mantenimiento del parque, entre otros gastos. Los Rieleros por más que quieran tener oportunidad de saltar al diamante se ve complicado que puedan mantener al equipo sin los ingresos que generan las taquillas y los gastos alrededor de vivir la experiencia del rey de los deportes en el Parque Alberto Romo Chávez. Esta situación que ataca a otros equipos es la que parece tumbar a la LMB este año y que por primera vez en 95 años dejaría sin beisbol a todos los aficionados que esperan con ansias poder disfrutar del playball.
Jugadores como Saúl Soto se han alzado la voz en redes sociales. “Si la decisión que se tome fuera el no jugar la @LigaMexBeis2020 sé que sería por la salud y bien de todos, pero también pienso que en esa reunión de equipos tendría que salir un plan general para ayudar a todos los que dependemos de este bello deporte”, fue el mensaje que publicó el “Jefe” en un tema importante que es el sueldo de los beisbolistas que pueden llegar a depender económicamente de la temporada y que verían complicado su futuro este año si no se llega a dar la oportunidad de jugar. Carlos Rodríguez, receptor del Riel, compartió el mensaje de Soto al estar en la misma sintonía. A diferencia de los jugadores de Grandes Ligas que piensan sobre si jugar o no, la reacción en redes sociales de los peloteros en la Liga Mexicana de Beisbol ha sido el poder tener actividad al depender de su salario para poder tener un buen sustento, claro siguiendo con las normas de salud que se deben cumplir para que la temporada llegue a buen rumbo.
A pesar de la gran actitud de los jugadores, se ve complicado que pueda realizarse la temporada con los gastos que requeriría la logística, las pruebas hacia los peloteros para detectar posibles positivos por COVID y más sin los ingresos ya mencionados. Solo queda esperar un milagro que haga que el beisbol pueda realizarse, cosa que se ve cada vez más complicada.