La Fiscalía General del Estado tendrá que esperar hasta más de año para poder comenzar con el proceso de extradición del ciudadano aguascalentense acusado de haber asesinado a una mujer en Chile y quien además tiene cuentas pendientes por el feminicidio de otra mujer en la entidad, en el año 2009. El Fiscal, Jesús Figueroa Ortega, detalló que a pesar de que el proceso de repatriación puede resultar complejo, se buscará que el implicado también sea procesado a nivel local.

Actualmente, el inculpado identificado como Carlos Humberto, se encuentra en la espera de que el proceso legal dictaminado por el Juez de Control, o Juez de Garantía como se le conoce en el país andino, el cual se estima dure medio año. Posteriormente, en un lapso de tiempo similar, el acusado podría recibir un fallo en su contra y su respectiva sentencia. Figueroa Ortega, detalló que en caso de que el agresivo sujeto quedara absuelto, solicitarían a las autoridades chilenas su extradición para procesarlo por el delito de homicidio doloso calificado. De la misma manera, en caso de que Carlos Humberto, sea declarado culpable en el país sudamericano, se estaría analizando la posibilidad de que sea extraditado para procesarlo localmente y posteriormente ser devuelto ante autoridades chilenas. El delito que enfrenta el acusado a nivel local, contempla penas de entre 20 a 50 años de prisión.

“Son dos procesos diferentes y obviamente con reglas diferentes porque el crimen que sucedió aquí todavía corresponde al sistema tradicional que no es de audiencia presenciales. El homicidio doloso calificado, estipula penas hasta de 50 años de cárcel”, concluyó.