DCIM100MEDIADJI_0888.JPG

El comienzo del ciclo escolar 2020-2021, contempla un nuevo modelo educativo entre clases a distancia y presenciales, ante la situación de la pandemia de COVID-19.

Madres de familia expresaron su preocupación de que el esquema implementado por las autoridades estatales sea provechoso para sus hijos, toda vez que no todos cuentan con internet o televisor digital, por lo que dependen únicamente del celular para seguir clases y cumplir tareas.

En recorrido realizado por colonias del oriente de la ciudad, conocimos los testimonios de algunas madres de familia, quienes además de dedicarse a sus actividades cotidianas, entre laborales o domésticas, tienen que dedicar mayor tiempo en la revisión de trabajos escolares.

Karla, una joven señora vecina del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción y quien tiene a 2 de sus 3 menores en edad escolar -una niña de 9 años y un niño de 5-, detalló que el inicio del ciclo lectivo ha sido difícil, toda vez que en la zona que vive no es fácil captar los canales de televisión abierta. Detalla que a pesar de que ha buscado contratar internet, las empresas proveedoras del servicio no dan cobertura, por lo cual mientras logra solucionar el inconveniente, se apoya del celular para comunicarse con las maestras y saber qué trabajos se requieren entregar al día. Agregó que posterior a la revisión, tienen que ser enviados vía electrónica, lo que le implica un gasto mayor, que antes no tenía.

Blanca, vecina del fraccionamiento Villa Natura, madre de dos hijos de 5 y 4 años de edad, aceptó que sus hijos estudien en casa será una labor más complicada de lo que había pensado. Sin acceso a internet y sin algún televisor funcional, el teléfono celular ha sido la herramienta esencial para que sus pequeños puedan aprender.

Pero, así como hay familias donde la reanudación de actividades escolares ha resultado complicada, también existen aquellas en las cuales le han sacado provecho aprender desde casa. En calles del fraccionamiento Del Valle, vive Adán Gael, un joven estudiante de sexto grado de primaria, alumno de un colegio. Con su laptop y asistencia en línea desde las 8:00 horas, reanudar actividades educativas es algo que lo motiva.

Gabriela y Luz, con un hijo y una hija de sexto grado y tercero de secundaria, respectivamente, coincidieron que el nuevo modelo educativo será poco provechoso y hasta confuso para sus respectivos hijos. Agregaron que trabajar y

el supervisar a la vez que los menores hayan cumplido con sus trabajos escolares diarios, será un reto pues no están seguras de que los niños puedan aprender sin la supervisión física de algún familiar.

Cabe mencionar que los horarios de clases en televisión abierta son variables dependiendo del grado escolar.

  • Primaria desde las 09:00 hasta las 21:00 hrs.
  • Secundaria, desde las 08:00 hasta las 21:30 hrs.
  • Bachillerato, desde las 08:00 hasta 18:00 hrs.

Las clases pueden ser seguidas en los principales canales de televisión abierta del país y cuentan con tres diferentes opciones de horario.