Iris Mabel Velazquez Oronzor
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que gestiona acciones para la reparación integral del daño causado por negligencia médica a Vanessa Dib, queretana que sólo iba por un cambio de DIU y terminó con las piernas amputadas.

Ayer, REFORMA dio voz a la víctima que pasó por esta situación en 2018. Ella se quejó de la atención de personal del IMSS, que el instituto no la ha contactado para ofrecerle una disculpa y que sólo pretende pagar 88 mil pesos, lo que, dijo, cubre apenas una de las tres prótesis que ha comprado por su cuenta.

El IMSS envió una tarjeta informativa este sábado en la que asegura que trabaja en el cumplimiento de la recomendación que le hizo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre este caso.

El Seguro Social aclaró que la compensación económica prevista en la reparación integral del daño es independiente del monto que se determinó a través de la queja administrativa.

En un primer momento, señaló, la Comisión Bipartita de Atención al Derechohabiente del H. Consejo Técnico del IMSS investigó los hechos y determinó la procedencia de la queja administrativa, la cual instruye en sus puntos resolutivos el pago de indemnización por daño material, valuado en términos de la normativa aplicable.

También, refirió, comprende medidas preventivas, correctivas y disciplinarias para garantizar que estos hechos no se repitan.

Aseveró que se investigarán a fondo las probables responsabilidades de los funcionarios públicos involucrados.

Por otra parte, la recomendación emitida por la CNDH (118/2022) el 17 de junio -la cual fue aceptada el 7 de julio por este Instituto- reconoce la reparación integral del daño.

Ésta incluye, entre otras medidas, el pago de la compensación económica; la atención médica y psicológica y/o psiquiátrica que sea necesaria; dotación de prótesis y de dispositivos que permitan su desplazamiento; acceso a programas sociales que le otorguen oportunidades de desarrollo; y becas para sus hijos.

Así como la colaboración del Instituto con el Órgano Interno de Control en el trámite y seguimiento de la denuncia administrativa que presente CNDH.

«La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, con base en el estándar integral establecido en la Ley General de Víctimas, es la autoridad facultada para determinar el monto económico de dicha medida de reparación -que incluye daño material y moral-, que el Instituto, en su momento, pagará a la señora Vanessa Dib», aseveró.

El IMSS también aseguró que mantiene contacto con la derechohabiente para informarle sobre el seguimiento de su caso, las acciones que se están a realizando al respecto y el procedimiento para acceder al monto económico determinado por la queja administrativa.

«Asimismo, se le ha orientado en todo lo relativo a las medidas de reparación previstas en la recomendación de la CNDH, las cuales ya se están implementando, y a la atención médica de ella y su núcleo familiar», comunicó.