Dentro de las fiestas en Honor de Nuestra Señora de la Anunciación, la Asociación Civil “Los Heraldos del Evangelio de México” a través del Apostolado del Oratorio del Inmaculado Corazón de María, celebraron ayer la labor apostólica “Un Día con María”, donde un considerable número de fieles católicos renovaron su consagración a Jesús por María, atendiendo el llamamiento realizado por el Papa San Juan Pablo II, en cooperación con los obispos y párrocos. La labor consiste en hacer peregrinar de casa en casa un oratorio de Nuestra Señora de Fátima, siendo recibido por una familia en su hogar en un día fijo de cada mes.

¡Participa con tu opinión!