Óscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a una disminución comparado con el 2016, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó el hacinamiento en prisiones del País, con casos de más de 15 personas en una celda.
La Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (Enpol), que se levantó de junio a julio pasado, destaca que el 50 por ciento comparte su celda con una a 5 personas; el 21.9 por ciento, con 6 a 10 personas; el 11.2 por ciento, con 11 a 15 personas, y el 13. 3 por ciento, con más de 15 personas.
La estadística disminuyó en penales federales al pasar de 4.5 por ciento de 2016 a 0.01 por ciento en este año, y en centros estatales de 51.1 por ciento a 50.1.
De los 203 centros visitados, el Inegi eligió 54 de prioridad, al registrar un hacinamiento por encima del 80 por ciento, principalmente en el Estado de México, Baja California, Ciudad de México, Jalisco, Nayarit y Puebla.
Por ejemplo, en el Estado de México destacan el Cereso Chalco «Mixquic», con 98.2 por ciento; Cereso Ecatepec «Dr. Sergio García», con 97.8 por ciento; Cereso Tlalnepantla «Juan Fernández», con 98.1 por ciento; Cereso Cuautitlán, con 98.4 por ciento; Cereso Texcoco «Alfonso Quiroz», con 96.3 por ciento; Cereso Nezahualcóyotl Bordo, con 91.1 por ciento, y Almoloya Santiaguito, con 85.7 por ciento.
En Baja California reportan hacinamiento el Cereso de Tijuana, con 99.4 por ciento de su población; Mexicali, con 89.7 por ciento, y Ensenada, con 86.5 por ciento.
La encuesta, explicó Julio Santaella, presidente del Inegi, está basada en aspectos relacionados con el debido proceso, delitos por los que están privados de la libertad, experiencia carcelaria, qué tipo de servicios y bienes, experiencias de victimización que sufren por violencia al interior de prisión y actos de corrupción.
Otra problemática detectada por el Inegi en los penales fue el cogobierno o autogobierno, riñas, asignación de celdas, cobro por bienes y servicios, protección, acceso a llamadas e imposición de sanciones.
Esta es la segunda ocasión en que el Inegi realiza la Enpol en los últimos cinco años. En esta ocasión, con entrevistas a 55 mil 535 hombres y 12 mil 49 mujeres dentro de penales.
Las personas privadas de la libertad (PPL), en su mayoría, aseguraron que previo a su detención eran trabajadores artesanales, comerciantes o empleados de venta, operador de maquinaria industrial o trabajadores en actividades elementales o de apoyo.

¡Participa con tu opinión!