Jesús Guerrero 
Agencia Reforma

ACAPULCO, Guerrero: Unos 400 normalistas protestan afuera de un juzgado federal en Acapulco en el que comparecen dos policías estatales acusados de participar en el asesinato del estudiante de Ayotzinapa, Yanqui Khotan Gómez Peralta.

Los estudiantes salieron este viernes en la mañana de las instalaciones de la Normal de Tixtla a bordo de 11 autobuses.

En la audiencia, donde un juez podría vincular a proceso a los agentes, están la madre de la víctima y el sacerdote Filiberto Velázquez Florencio.

Hoy se cumple una semana de que el normalista Yanqui Khotan fue asesinado de un balazo en la cabeza a manos de tres policías estatales que estaban en un retén en el viejo libramiento Chilpancingo-Tixtla.

Uno de los tres uniformados se fugó del cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública que está ubicado en la zona norte de Chilpancingo.

Los policías solamente estaban bajo arresto administrativo y hasta ayer miércoles se libró una orden de aprehensión en su contra.

La mamá de Yanqui Khotan exige la renuncia de los secretarios de Seguridad Pública, Rolando Solano Rivera, y de Gobierno, Ludwig Marcial Reynoso Núñez, por haber inventado un montaje diciendo que los normalistas iban drogados, armados y que agredieron a balazos a los policías.

Junto con la víctima, quien conducía la camioneta, viajaban otros dos normalistas: uno de ellos fue detenido por la Policía estatal y el otro huyó cuando se percató de que sus compañeros eran atacados a balazos.