Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Gilda Margarita Austin y Solís, madre del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, comparece en la audiencia de imputación en el Centro de Justicia Federal del Reclusorio Norte, donde el Ministerio Público la acusa por los delitos de asociación delictuosa y lavado de 7.4 millones de pesos.
De acuerdo con informes de la Fiscalía General de la República (FGR), desde hace alrededor de dos semanas, Gilda Margarita Austin y Solís comunicó a las autoridades su voluntad de regresar a México y esta mañana arribó a los juzgados poco antes de las 10:00 horas.
Austin y Solís tuvo que esperar más de 40 minutos a sus abogados, que no fueron avisados de la audiencia, con causa penal 261/2019.
Javier Coello Trejo, abogado de la acusada se presentó a las 10:30 horas ante el juez de control Jesús Eduardo Vázquez Rea, junto con los defensores Luis Fernando Bravo y Javier Esquinca.
Al juez se le hizo saber que Austin y Solís requiere tomar medicamentos, por lo que fue facilitado un médico en caso de ser necesario.
La audiencia entró en un receso de media hora para que la defensa conozca la carpeta de investigación y defina la estrategia de defensa con la acusada.
Los dos delitos que le imputan no tienen prevista la prisión preventiva oficiosa y, por ser una persona mayor de 70 años, técnicamente también tendría el derecho a la prisión domiciliaria.
La libertad provisional no es un beneficio en automático, ya que debe ser debatido por la defensa y los fiscales durante la audiencia.
El pasado 4 de julio, el juez de control Jesús Eduardo Vázquez Rea ordenó aprehenderla por lavado de dinero y asociación delictuosa.
La FGR la imputa por recibir depósitos de su hijo Emilio Lozoya por más de 7.4 millones de pesos, desde una cuenta que presuntamente está relacionada con los sobornos de la firma Odebrecht.
El ex director de Pemex también tiene orden de aprehensión por el mismo caso, al igual que su hermana Gilda Susana Lozoya Austin, su esposa Marielle Helene Eckes y Nelly Maritza Aguilera Concha, quien vendió una residencia en Ixtapa a Eckes.
El 23 de julio pasado, Austin fue capturada en la isla de Juist, Alemania, e internada en un centro de detención.
Este viernes concluyó su reclusión y viajó a México para conocer la acusación.