Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores continuamos con la forma de construir una óptima prestación de los servicios de agua, en estas semanas les he compartido la relevancia de la información pertinente, las acciones por emprender, la importancia de la tarifa, pasemos entonces a la exposición del tema sobre otro de los aspectos vitales para mejorar el servicio como es el Análisis de riesgos, partiré de lo básico y fundamental.
Debemos tener en cuenta algunas consideraciones generales en este proceso: a) No es posible en la mayoría de los casos, reducir el riesgo a cero; b) Para poder llevar a cabo la administración de riesgos, se requiere del apoyo decidido y comprometido de la dirección general del organismo operador; c) Se requiere de la concientización y participación comprometida de los niveles gerenciales y de las áreas Staff; d) Se requiere nombrar a un coordinador del proceso y a un enlace por cada unidad administrativa; e) Debido a que muchos temas son transversales, se requiere de la coordinación y trabajo en equipo de los participantes.
En la amplia tipología de los riesgos, podemos identificar la siguiente clasificación, acorde a los organismos operadores: a) Financieros y/o presupuestales; b) Administrativos; c) De operación para la prestación de los servicios; d) En la ejecución de obra pública; e) Normativos; f) De seguridad informática; g) De contaminación y contingencias; h) Ambientales; i) Disponibilidad de agua; j) Socio-Políticos; Etc.
La metodología consiste en llevar a cabo las etapas de la administración de riesgos, como sigue: 1. Comunicación y consulta. 2. Contexto. 3. Evaluación de riesgos. 4. Evaluación de controles. 5. Evaluación final. 6. Estrategias. 7. Programa de trabajo de administración de riesgos
1. Comunicación y Consulta. a) Identificación y definición de los objetivos y metas institucionales y de los actores involucrados; b) Definición de bases y criterios para la identificación de causas y efectos de los riesgos a través de alguna herramienta administrativa (Diagrama de Ishikawa de causa-efecto, Lluvia de ideas, Por Qué, etc.); y c) Integración de los grupos de trabajo.
2. Contexto. Descripción del entorno externo e interno, a través de un ejercicio de fortalezas y debilidades FODA.
3. Evaluación de Riesgos. a) Identificación de los riesgos; b) Los lineamientos que sigue la federación describen: redactar los riesgos con la siguiente estructura: Sustantivo + Verbo en participio + Adjetivo, adverbio o complemento negativo, ejemplos: “Agua entregada sin cumplir con la norma”, “Pozos azolvados por falta de mantenimiento”, “Aguas residuales descargadas con exceso de contaminantes”, “Cobranza no realizada a usuarios morosos”, “Recursos hídricos agotados por falta de planeación a largo plazo”, etc., como si ya hubieran ocurrido. Lo que en síntesis es identificar los objetivos y las causas que pueden impedir su cumplimiento; c) Identificar los factores de riesgos (internos y externos), los cuales se definen como: “Circunstancias que aumentan las probabilidades de que un riesgo se materialice”; d) Describir las consecuencias negativas del riesgo en el supuesto que el riesgo se materialice e identificando los objetivos y metas que en su caso se afectarían.
4. Evaluación de controles. Se realiza conforme a lo siguiente: a) Identificación de los controles existentes para administrar el riesgo; b) Descripción del tipo de control preventivo o correctivo; y c) Determinación de la suficiencia, deficiencia o inexistencia del control para administrar el riesgo.
5. Evaluación final. Consiste en lo siguiente: a) Se dará valor entre 1 y 10 al impacto y probabilidad de ocurrencia del riesgo; b) Se ubicarán en una gráfica en el cuadrante correspondiente al Mapa de Riesgos Institucional, el cual es una representación gráfica de uno o más riesgos en el cuadrante que le corresponda, I. Riesgos de atención inmediata, II. Riesgos de atención periódica, II. Riesgos controlados y IV. Riesgos de seguimiento, como se muestra a continuación:
6. Estrategias. Consisten en la forma de enfrentar el riesgo y son: a) Evitar el riesgo. Se logra cuando se generan acciones y controles, para impedir que se materialice el riesgo; b) Reducir el riesgo. Implica establecer acciones y controles para disminuir la posibilidad de que el riesgo se materialice; c) Asumir el riesgo. Ocurre cuando el riesgo está en un nivel que puede aceptarse, sin tomar otras medidas de control adicionales a las existentes; d) Transferir o compartir el riesgo. Implica controlar el riesgo haciendo responsable a un tercero con la experiencia y especialización necesaria para asumirlo. La semana próxima continuaré con lo que debe ser el Programa de Trabajo de Administración de Riesgos. No olviden la importancia de emprender acciones tendientes que permitan que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com