Un ciudadano aprovechó el poco flujo de gente en la Plaza de la Patria para ingresar a la zona peatonal y luego estacionar su vehículo a las afueras de las oficinas del Congreso del Estado que se encuentran entre el antiguo Hotel Francia y la calle Colón. El conductor quiso aprovechar la sombra que propiciaba el arbolado en el caluroso día de ayer. Para su mala suerte, elementos viales no tardaron en percatarse de su peculiar hazaña, aplicando de manera inmediata la infracción correspondiente.