Con la autorización del consumo lúdico o recreativo de la marihuana, representantes de los sectores empresarial y laboral coincidieron en que será necesaria una adecuación a la Ley Federal del Trabajo y una diversidad de leyes, pero debe mantenerse la prohibición de que un trabajador se presente a su empresa tras haberla fumado, por cuestión de seguridad al desempeñar su actividad.

Sin embargo, es imperativa una reglamentación para que la industria de la marihuana sea ordenada y se abra la oportunidad de generación de empleos, donde los legisladores federales pueden recurrir y analizar las experiencias de países que la han legalizado y de esta manera México se beneficie con una recaudación por la cantidad de 187 mil millones de pesos por concepto de IEPS, IVA e ISR.

Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, aseveró que existen instrumentos financieros a través de plataformas de crowdfunding para inversionistas con rendimientos interesantes e incluso hay alrededor de 400 proyectos para instalación de centros de consumo en puertos turísticos, lo que representa creación de empleos y de impuestos.

Al despenalizar la producción, industrialización, comercialización y consumo de la marihuana se quitan riesgos para todas esas personas que cultivan y cosechan la planta, la cual se puede utilizar no sólo para fumarla, sino para emplearla en cuestión medicinal, textil, farmacéutica, cosmética, bebidas con adictivo THC, entre otras.

Durante la tercera mesa de análisis, Alfredo Gonzalez González, dirigente de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), señaló que la LFT deberá modificarse para que este enervante pueda ser utilizado en determinadas áreas, tal y como ha sucedido con el tabaco, aunque ahora está prohibido que un trabajador se presente a laborar si ha consumido alcohol o alguna droga.

Agregó que el ausentismo laboral es mayor por causa del consumo del alcohol que por parte de las personas identificadas que fuman marihuana. Es una realidad vigente y que debe ser valorada en el momento de la reglamentación.

La sustancia principal de la marihuana va directamente al sistema nervioso central, por esa razón una persona que la haya fumado no puede maniobrar maquinaria dentro de su área de trabajo, porque representaría un riesgo para su seguridad y de otras personas.

Al momento que esta industria sea reglamentada, la FTA entrará a buscar los contratos colectivos de trabajo y se convertirá en un giro adicional en el mundo del trabajo, todavía hay que esperar por todo lo que puede generarse.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Raúl González Alonso, consideró que por cuestiones de creencias morales, un empresario podrá tardar en querer entrar a esa actividad e invertir su patrimonio o diversificarlo en el desarrollo de alguna rama que involucre al cannabis.

Además, las empresas deberán estar muy atentas en medir los niveles de THC en el organismo humano de sus trabajadores, porque la integridad de la vida es el objetivo central.

También es importante analizar de fondo las implicaciones que la legalización traerá de esta sustancia psicoactiva en materia de seguridad pública y que sea factor de incidencia de homicidios u otros delitos.

Alberto Aldape aseveró que el problema de la violencia en México sucede no por la marihuana, sino por el consumo de drogas sintéticas como el cristal, el fentanilo, la piedra, las cuales son sustancias adictivas y que buscan el control de esas personas que dependen totalmente de ellas.

Entonces, esta despenalización debe abordarse todavía desde los ámbitos legales laboral y penal, sólo se ha avanzado en el de salud, y para Aguascalientes la oportunidad se encuentra en la investigación y el desarrollo científico y tecnológico para acceder a semillas mejoradas hasta la utilización en medicina y cosméticos.

Finalmente, consideraron que difícilmente la Cámara de Diputados cumplirá con el requisito de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de que la reglamentación sea concluida en 90 días, hace falta la voluntad política del Ejecutivo Federal para que el Legislativo avance en el tema, porque están a dos meses de irse.

Esto significa que los siguientes diputados federales, con la nueva composición política quieran entrarle a la reglamentación, puntualizaron.