La aplicación de la vacuna contra el Covid-19 en el país, se llevará a cabo en cinco etapas, iniciando este mes de diciembre, cubriendo al personal encargado de la atención directa a la pandemia, de acuerdo al plan presentado este martes por las autoridades federales de Salud.

Primera Etapa
El subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell, detalló que el biológico será distribuido inicialmente en trabajadores del sector salud de la Ciudad de México y Coahuila. El operativo contará con cinco etapas de vacunación, que concluirán en marzo de 2022.

Segunda Etapa
De febrero a abril del 2021, el personal del sector salud restante, así como personas mayores de 60 años serán inmunizados.

Tercera Etapa
De abril a mayo, se llevará a cabo la tercera fase, aplicando el biológico en personas de entre 50 a 59 años de edad.

Cuarta Etapa
La vacuna contra el SARS-Cov-2 será distribuida de mayo a junio en personas de 40 a 49 años.

Quinta Etapa
Finalmente la quinta y última etapa está programada para el mes de junio del 2021 y hasta marzo de 2022, destinada para el resto de la población.

Para el caso de México, se tiene una cartera de 8 posibles vacunas, a las cuales el gobierno federal podrá acceder como parte de los instrumentos multilaterales del sistema Covax, además de de 3 contratos bilaterales y 3 farmacéuticas, siendo estas Pfizer, AstraZeneca y CanSino. Se tiene prevista la adquisición de 34.4 millones de vacunas de Pfizer. Cabe mencionar que la Secretaría de Salud a nivel federal, informó que se espera recibir 250 mil dosis antes de que concluya el año.

Vacuna será gratuita para todos los mexicanos

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador, garantizó que la vacuna estará disponible de manera general para toda la población, la cual será aplicada de manera gratuita. Para la adquisición de la vacuna se tiene previsto un fondo de 20 mil millones de pesos, previendo un total de 250 mil dosis antes de que concluya el año. Finalmente, expusieron que a diferencia de la influenza y de lo que se creía a inicios de la presente pandemia, el riesgo de contraer el virus en mujeres embarazadas es menor.