El Observatorio de Violencia Social y de Género y el Colectivo Buscando Personas, Verdad y Justicia, piden la destitución del titular de la Comisión Estatal de Búsqueda y del jefe de búsqueda de la misma dependencia, por violentar el derecho a la verdad de las familias de personas desaparecidas, informó Violeta Sabás de León.
Según la coordinadora del OVSG, las familias de personas desaparecidas en la entidad no están siendo debidamente representadas por la autoridad en relación con el manejo de las carpetas de investigación que se integran a consecuencia de la búsqueda de sus familiares.
Entre las inconsistencias en las que ha incurrido la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, y que fueron señaladas por los colectivos, destacan: la realización de trabajo de campo u operativos de búsqueda en los que no se les toma en cuenta a familiares ni a colectivos; el Plan Estatal de Búsqueda no es público; la falta de realización de mesas de diálogo y de trabajo con familias de desaparecidos, desde hace dos años.
Sabás de León dijo que en ese lapso tampoco se ha creado un Consejo Ciudadano en el que se le dé cabida a especialistas, académicos y familiares de personas extraviadas.
A decir del OVSG, estas omisiones “violentan el derecho a la verdad de las familias”. En contraparte, desde los colectivos se generan mensualmente diversas acciones para dar seguimiento a las carpetas de búsqueda.
Asimismo, denunció que, desde que se creó la Comisión Estatal de Búsqueda, se ha violado el Protocolo Nacional Homologado de Búsqueda y que se han tenido graves fallas en la selección de los perfiles que la integran, como es el caso de Jorge Nieves Cárdenas, Jefe de Búsqueda, quien “tiene antecedentes de vínculos con grupos delincuenciales, así como la condición de testigo protegido ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada”, comentó.
Por lo anterior, los activistas esperan que pronto se destituya a Jorge Nieves Cárdenas y a Antonio Hernández Organista, titular de la Comisión Estatal de Búsqueda. Para ello, el OVSG ha buscado reunirse con la Secretaría de Gobierno, sin que hasta el momento haya tenido respuesta.
Finalmente, de manera anual en Aguascalientes, desaparecen cerca de 700 personas,dijo.