Faustino Piñón Ramos, director de Regulación Sanitaria del Instituto de Servicios de Salud del Estado, compartió las estrategias que están siendo implementadas para proteger la salud de la población durante la temporada de invierno y fin de año.

Dijo que la temporada invernal conlleva un aumento en el consumo de ciertos medicamentos debido a las enfermedades respiratorias, por lo que se verificará el adecuado uso de los medicamentos en farmacias y consultorios médicos, junto con la notificación de eventos adversos relacionados con los mismos. Faustino Piñón Ramos enfatizó la importancia de que los diversos hospitales, tanto públicos como privados, notifiquen los eventos adversos a los medicamentos para llevar a cabo una farmacovigilancia adecuada.

En relación con la seguridad alimentaria, se prestará una atención especial a la verificación de alimentos en esta temporada festiva, ya que se reconoce que las cenas de Navidad y Año Nuevo pueden conllevar riesgos de intoxicación alimentaria debido a la contaminación de alimentos. La Dirección de Regulación Sanitaria también participará en la supervisión de albergues instalados por Protección Civil durante la temporada invernal, verificando la calidad de los alimentos y la cloración del agua para garantizar condiciones sanitarias adecuadas y reducir los riesgos para la salud de la población.

Finalmente, dijo que estas acciones coordinadas y reforzadas en conjunto con otras dependencias buscan salvaguardar la salud de la comunidad contra riesgos sanitarios.