Miguel Ángel Breceda Solís, presidente de Canaco Aguascalientes, destacó que la mayoría de los comercios son operados como negocios familiares, donde dinámicas de colaboración entre cónyuges e hijos juegan un papel crucial en la conformación de empresas formales. «En estos negocios, el hombre y la mujer comparten responsabilidades, lo que facilita la colaboración en apoyo a los ingresos familiares», explicó Breceda Solís. Esta estructura no solo fomenta la igualdad de tareas entre géneros, sino que también fortalece el compromiso con el negocio para asegurar el sustento económico.
Aunque es difícil cuantificar cuántos negocios operan bajo este esquema, se estima que cerca del 50% de los comercios incluyen la participación activa de la familia, con las mujeres desempeñando roles clave en ventas, servicio y relaciones públicas. La confianza que inspiran estos negocios familiares es altamente valorada en la sociedad y abarca múltiples sectores comerciales.
Breceda Solís también resaltó la importancia de la integración de jóvenes profesionistas en estos negocios, ya que aportan nuevos conocimientos e ideas que enriquecen la operación. «La participación de los hijos, a menudo educados en diversas áreas, fortalece aún más los comercios familiares», concluyó.