El periodo de confinamiento causado por la pandemia de COVID-19, ha ocasionado que al menos 10 mil puntos de venta en el estado se encuentren en situación precaria con alta posibilidad de que tengan que cerrar de manera definitiva.

El presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Humberto Martínez Guerra, solicitó a las autoridades estatales liberar apoyos económicos que les permita salir adelante de tan complicado momento.

Desde el pasado 1° de junio cuando dio inicio la ‘Nueva Normalidad’ y con ello el regreso paulatino de actividades esenciales, el sector comercial ha realizado esfuerzos para poder atender a la clientela de manera segura, sin embargo, de momento la recuperación es lenta a tal grado que de acuerdo a estimaciones hasta 10 mil negocios a nivel local se verán en la necesidad de solicitar algún financiamiento o de lo contrario tendrán que bajar de manera definitiva su cortina. Martínez Guerra exhortó a las autoridades correspondientes a que se fijen en los micro, pequeños y medianos negocios, quienes requieren cuanto antes la inyección de capital y con ello solventar gastos pendientes causados por la pandemia.

Finalmente, el líder del comercio establecido precisó que con la entrada del T-MEC existen proyecciones de que la economía mejore entre los tres países involucrados aunque lo anterior llevará más tiempo de lo previsto por la presencia de la pandemia.

“Las condiciones económicas han cambiado, tardará la recuperación de los empleos perdidos hasta dos años, por eso es importante el que se liberen apoyos gubernamentales, blandos y oportunos. Muchos negocios ya no tienen solvencia económica”.