El presidente de la Unión de Comerciantes del Centro Distribuidor de Básicos, Salvador González González denunció que proveedores han estado frenando surtir una diversidad de artículos en espera de los posibles nuevos aumentos al precio de los combustibles, que podrían redundar en incremento de precios al consumidor.

Achacó tal comportamiento de los proveedores a posibles situaciones, como el evitar descapitalizarse o por especulación de nuevos incrementos de precios en productos básicos y en general.

En las últimas semanas, dijo, productos como las mantecas, las mantequillas y todo lo relacionado con las grasas han aumentado sus precios, aproximadamente un 30 o 40%, en detrimento de los bolsillos de los consumidores de la entidad.

Apuntó que la manteca costaba en enero pasado 202 pesos por cinco kilos y ahora ya cuesta 240 pesos, donde se observó que los proveedores anunciaban ya los aumentos de precios desde antes de que se diera el gasolinazo de este mes, y que finalmente no se suscitó, pero ahora se encuentran a la espera de que se aplique en marzo próximo.

“Sin duda, se observa que los proveedores andan acelerados, donde ofrecen un poco más sus productos, lo que no sucedía a principios de enero pasado, ya que era más negocio no vender que vender, a razón de que podían vender un artículo a peso y cuando lo cobraban ya estaba a 1.30 o 1.40 pesos”, ejemplificó.

Lamentablemente, todavía hay gente que piensa y opta por guardar mercancías durante ocho días, a sabiendas de que aumentarán sus precios, y así no sacrificar ganancias si lo vendiera en este momento, lo cual puede llamarse especulación o bien una empresa que intenta no descapitalizarse, lo cual va en función de la intención que se plantee cada empresario.

También observó que muchos consumidores compran marcas de productos y no se preocupan por averiguar sobre la calidad de los mismos e incluso si podrían ser más económicos.

“Tan solo el aceite es el que más ha subido en Aguascalientes, donde el público consumidor sigue solicitándolo por cuestiones de marca, pero ahora están pagando caro”, apuntó.

Otros de los productos que se han encarecido sensiblemente este año se relacionan con los artículos limpiadores; este último valía el año pasado hasta 115 pesos y ahora se encuentra a 160 pesos, agregó.

Finalmente, señaló que los fabricantes de los productos alegan que el aumento de precios es por el encarecimiento de las materias primas, donde el público consumidor es quien termina absorbiendo tales impactos económicos, al considerar que determinados productos son necesarios para su vida cuando en realidad no lo son, como las mayonesas, las mermeladas y otros productos que no son nutritivos.