A unos días de que se inicie el próximo ciclo lectivo, comercios relacionados a la actividad escolar comienzan a ser visitados en mayor escala por aquellos padres de familia quienes llevan a cabo compras de pánico. Por medio de un recorrido realizado en la zona Centro de la ciudad, se pudo constatar -desde temprana hora- la gran afluencia que mantienen establecimientos como papelerías, así como zapaterías y tiendas de uniformes escolares, principalmente.
Se pudo observar a papás y mamás comparando precios para ahorrar algunos centavos y así completar las listas de útiles escolares de sus hijos. Estos gastos, por cada estudiante, superan los mil pesos en promedio. Según estimaciones de la Cámara Nacional del Comercio, tan sólo durante la última semana los establecimientos relacionados con la actividad escolar han tenido un incremento en ventas superior al 20%.
Una de las recomendaciones para evitar que la economía familiar se vea desestabilizada por el gasto que representa el inicio del ciclo lectivo, es el reutilizar aquellas libretas con hojas aún en buen estado y todo material escolar que pudiera ser de nueva cuenta usado por los niños como son colores, diccionario, juego de geometría, zapatos y mochila.
De acuerdo con comerciantes, el año escolar que comenzará el próximo lunes, ha permitido de manera sustancial mejorar sus ventas y recuperar los momentos complicados que en su momento desató la pandemia con clases a distancia. Se espera que este sábado y domingo los comercios tengan aún mayor asistencia, incluso durante la primera semana de haber comenzado la actividad escolar en su nivel básico.