Sobre la transformación de las posadas navideñas, el sacerdote Carlos Alberto García Zavala destacó que originalmente éstas representaban la búsqueda de alojamiento por parte de los pastores y el nacimiento de Jesús, elementos que en la actualidad han cedido su lugar a prácticas más mundanas. Las festividades actuales, a menudo centradas en el consumo excesivo de alcohol, se alejan del espíritu cristiano que antiguamente las caracterizaba.
García Zavala señaló que es crucial recuperar los valores religiosos que dieron origen a estas tradiciones. Este año, se conmemoran 400 años desde que El Greco, inspirado por San Francisco de Asís, popularizó las representaciones del nacimiento de Jesús. Estas obras resaltan la importancia de acoger a Jesús en los corazones, especialmente durante la época navideña.
El padre propuso renombrar las actuales ‘posadas’ como ‘convivios navideños’, diferenciando unas de otras. Esta nueva denominación podría incluir elementos como un pesebre o celebraciones eucarísticas, manteniendo así un vínculo más directo con el cristianismo.
Carlos Alberto García Zavala consideró indispensable reintegrar el mensaje cristiano en estas festividades, haciendo referencia a la tradición de pedir posada, que simboliza la búsqueda de refugio por parte de la Virgen María antes del nacimiento de Jesús.

MÁS ALLÁ DE CREENCIAS. Como ejemplo de respeto hacia las tradiciones y creencias religiosas, el sacerdote mencionó a empresas como Nissan, que integran valores de la tradición cristiana en sus celebraciones navideñas, independientemente de las creencias personales de sus directivos.