Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores recordarán mi columna publicada el pasado 21 de diciembre, en la cual hice referencia al Foro para la construcción de la nueva Ley General de Aguas, ahí mencioné los comentarios respecto a ese foro que fue el número 33 de 36 realizados a nivel nacional, organizados por la Comisión de Recursos Hidráulicos de Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, presidida por el diputado Feliciano Flores, de dicho ejercicio vendrá una iniciativa. Por otro lado, el pasado 16 de diciembre promovido por la Diputada Xóchitl Nashielly Zagal Ramírez del grupo parlamentario de MORENA miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados también se presentó una iniciativa para esa nueva Ley General de Aguas, en lo personal no se los motivos por los que se formularon dos iniciativas desde la misma Cámara, aunque por diferente comisión una de Recursos Hidráulicos y la otra por la de Medio Ambiente.

La segunda iniciativa es decir la presentada por la Comisión de Medio Ambiente presenta en su contenido los siguientes apartados: Título primero. Disposiciones generales, Título 2. De las aguas propiedad de la nación, los recursos hídricos, los bienes nacionales de uso común y los bienes públicos inherentes; Título 3. Derechos humanos asociados al agua; Título 4. De la coordinación entre autoridades; Título 5. Política y programación hídrica. Título 6. De la participación ciudadana. Título 7. Conocimiento y protección de los recursos hídricos. Título 8. De la calidad del agua. Título 9. De la gestión y uso del agua. Título 10. Del acceso, disposición y saneamiento del agua. Título 11. Del régimen de concesiones. Título 12. Desastres y emergencias. Título 13 Infracciones, sanciones y recursos y Título 14. Financiamiento del sector de los recursos hídricos. Las siguientes semanas haré una precisión y detalle de las mismas, lo que considero novedoso y positivo, pero también mencionaré el otro lado de la moneda es decir los errores e imprecisiones que no puede tener una ley que pretende hacer frente a una problemática crítica en nuestro país como es la de agua.

Por el momento, mencionaré de manera general lo que se puede percibir de esta propuesta, al mirar con un ojo crítico y con base en la experiencia en el sector. Esta iniciativa incurre en varios supuestos de inconstitucionalidad, repetición de normas, traslape de funciones, no identifica a las autoridades competentes, reitera la invasión de competencias y atribuciones, recurre a la imprecisión y vaguedad en sus normas y en sus correspondientes sanciones, lo cual la convierte en una ley imperfecta, diluye a la CONAGUA como autoridad, que si bien como lo he señalado en esta columna, dicho organismo realiza funciones que no le competen, pero eso no impide que deba ser una autoridad fuerte, se confunde la gobernanza, es el caso que la Conagua no puede hacer nada sin la aprobación y supervisión del Consejo Nacional de Cuencas y los Consejos Regionales de Cuenca, no se precisa el concepto de territorios, generando confusión con lo que corresponde a los municipios. En este tenor esta figura de los Consejos Regionales de Cuencas se proponen como autoridades autónomas, con una característica que debe ser observada al detalle pues estas figuras serán destinatarios directos del Presupuesto de Egresos de la Federación, además de atribuciones económico coactivas y no rinda cuentas a nadie, no existe claridad en la designación de sus miembros y la figura de los tribunales de agua también resulta imprecisa en el orden jurídico mexicano, la conceptualización de la regulación también se extravía.

Lo señalé que es novedosa y bien intencionada, no se le puede descalificar, hacer una ley de tal envergadura es complicado, si lo es un reglamento municipal, más aún una ley estatal y de mayor dimensión una ley general que se aplicará a un país. Esta iniciativa requiere muchos ajustes y considero respetuosamente ubicarla en un contexto real, suena paradójico que se recurre a los lugares comunes como aquel de que el norte es industrioso y escaso en agua y el sur pobre y con mucha agua, eso me recuerda a lo aseverado en alguna ocasión por Daniel Cosío Villegas, que en una de sus reflexiones señala que esa apreciación formulada por Humboldt ha causado daño a México, el decir que somos un país rico, cuando en realidad somos un país con muchas limitantes y que gracias a ciertas coyunturas se ha favorecido el desarrollo destacado del país. El decir en la introducción de esta iniciativa que el sur tiene mucha riqueza hídrica, no es tan precisa, cierto que hay ríos, como en Tabasco pero en sus riberas la ineficiencia está a flor de piel, aunado a la mala calidad de agua no sólo en el sur sino a lo largo del país, la infiltración en el sureste por parte de hidrocarburos que merman la calidad, más ahora con la persistencia en construir una refinería.

Por otro lado, el próximo 26 de febrero la Comisión de Recursos Hidráulicos presentará en un foro nacional la que será la otra iniciativa resultado de los 36 foros, llama la atención la siguiente declaración del presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos el diputado Feliciano Flores: “Que los organismos operadores de agua potable ya no estén integrados por personas de confianza del Presidente, sino que sean órganos ciudadanizados para que pueda operar mejor sin caer en números rojos”, eso sería un aporte enorme en beneficio del uso público urbano, alejándolos del capricho de los alcaldes que aún piensan al modo antiguo de controlar todo; así como a través de sus disposiciones obligar a la tecnificación de los sistemas hídricos y el saneamiento del agua para su reutilización. Esto ha sido resultado del involucramiento del diputado que ha estado presente en foros, congresos, reuniones y se ha acercado con organismos relacionados con el sector, así como su experiencia como alcalde y el haber padecido la problemática.

Debemos confiar, trabajar, aportar y cuidar que el proyecto que resulte sea positivo y de trascendencia para el sector agua en nuestro país, las próximas semanas hablaré de dichos proyectos, reflexionando con ustedes mis queridos lectores. Recuerden que debemos emprender acciones tendientes para que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com

¡Participa con tu opinión!