Una mayor fiscalización de la enajenación y consumo de las gasolinas y diesel contempla el SAT en la Miscelánea Fiscal 2022 con el fin de combatir el huachicol, así lo destacó el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.
Enfatizó que el tema más relevante y de mayor afectación que viene en la reforma propuesta para el siguiente año es para cuando un contribuyente quiera hacer un pago de combustible, hay ciertos requisitos que se deben cumplir con el CFDI para que se pueda hacer la deducción del pago de la gasolina y se propone que se cumpla con ciertos requerimientos específicos que el SAT les llama complementos, es decir información adicional derivada de operaciones específicas.
Explicó que en el complemento, el SAT pide que se ponga el número de registro que le fue otorgado por la Comisión Reguladora de Energía, cuyo dato debe anexarse y además se propone como requisito para quien va a deducir que no sólo el CFDI tenga el complemento con este dato del registro ante la CRE, sino que además debe estar vigente el registro al momento de su expedición.
Recordó que las gasolineras ya están obligadas a llevar un control volumétrico del combustible utilizado, por lo que la reforma establece que ese control se lleve diariamente con base en reglas específicas que el SAT estaría determinando para un control más oportuno.
Indicó que derivado de una diferencia o un faltante por estos controles volumétricos, el SAT podría determinar que se omitió el entero de las contribuciones relacionado con el faltante de dicho combustible, principalmente en lo que es el IEPS. En el caso de combustible de importación, estableció que hay un permiso que otorga la Secretaría de Energía, por lo que debe existir un pedimiento de importación, el cual debe venir en el CFDI de traslado.
Apuntó que esto va a incidir en una mayor herramienta que va a tener el SAT para identificar la trazabilidad, es decir, el origen del combustible, desde dónde se produjo, de mano en mano de quién pasó y hasta dónde llegó. “En resumen el SAT tendría más herramientas y las personas del sector lo saben para identificar la trazabilidad. Tú deduces mil litros, de los cuales la mitad es huachicol porque no se reportó la trazabilidad y por ende no hay deducibilidad”.
Afirmó que si bien estas medidas son para atacar más el huachicol, esto también va a incidir en más recaudación porque cuando hay algún faltante de combustible, se deben pagar el IEPS de ese faltante.