Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En escuelas públicas de Baja California, Guanajuato, y algunas del llamado “barrio bravo” de Tepito, en la Ciudad de México, se usa la inteligencia artificial para monitorear avances en aprendizajes de alumnos y con el objetivo de disminuir brechas académicas y el rezago.
Esto, mediante una plataforma desarrollada por Veritas Technology VR y el desarrollador británico de inteligencia artificial Century Tech, misma que ha alcanzado a 21 mil 400 estudiantes en México.
“Estamos aplicando diagnósticos al estudiante constantemente y con base en los resultados, la calificación que tenga el estudiante en este diagnóstico, se desprende una área de temas donde la plataforma le sugiere el alumno dónde debe estar trabajando”, explicó en entrevista Verónica Ruffo, CEO y socio fundador de Veritas Technology VR.
La plataforma de Century es utiliza por diversas escuelas en el mundo, entre las que se menciona el prestigioso Eton College en Inglaterra. En 2019, sus desarrollos fueron reconocidos por la UNESCO a través con el Premio TIC en la Educación.
Para adaptarlo a México, explicó Ruffo, se contó con el apoyo de maestros bilingües en la traducción de contenidos, así como expertos en educación que ayudaron a armonizar la plataforma con el programa de la SEP.
Este sistema cumple un año de implementarse en escuelas públicas, incluso, acotó, se empezó a aplicar antes del cierre de escuelas por la llegada de la pandemia al país.
La empresaria mexicana detalló que fue aceptado por Gobiernos locales en 12 escuelas de Baja California, 44 de Guanajuato, y dos en Tepito, en la Ciudad de México.
La recomendación, dijo, es que sea utilizada 30 minutos diarios por tres días a la semana, sin embargo, en promedio se ha utilizado diariamente por una hora y está abierta para utilizarse las 24 horas.
A la plataforma pueden ingresar docentes, autoridades educativas, y maestros que pueden monitorear avances del sistema que asegura dar atención personalizada e individualizada de cada educando.
La especialista especificó que los ejercicios que arroja la plataforma son diferentes en cada estudiante, pues van encaminados a reforzar aquello en lo que se van rezagando, y a mejorar habilidades mostradas.
“Las plataformas educativas que tienen la inteligencia artificial deben ser un diagnóstico. Tiene que identificar dónde se encuentra el alumno, tanto en sus conocimientos y habilidades”, agregó.
Los Gobiernos que han aceptado este sistema, prosiguió, tienen ingreso a los resultados para monitorear el avance por región, zona y detectar problemas, para así determinar acciones para ayudar a la comunidad escolar.
“Lo que hemos estado observando con la tecnología, con la plataforma, es que entre más tiempo pasen los estudiantes utilizando los contenidos que trae la plataforma, guiados por este tipo de aprendizaje, logran subir su grado académico más rápido. Por ejemplo, en Guanajuato vimos que en tan sólo tres meses, los niños mexicanos pudieron alcanzar a los niños americanos en cuestión de nivel académico”, aseguró.