El desabasto de medicinas no es privativo del Instituto Mexicano del Seguro Social, sino también en el ISSSTE y hasta en los hospitales privados, originado porque el Gobierno Federal no hizo la compra de medicamentos bajo el pretexto del combate a la corrupción, señaló el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes, Roberto Velasco Hirschberg.

El representante de los médicos en la entidad comentó que desde hace semanas se percató del desabasto de medicinas que padecen sus compañeros del IMSS y el origen del problema es a nivel central. “El presidente López Obrador hablaba de corrupción en la compra de medicamentos, en la compra consolidada que se hace en la Secretaría de Salud y en el Seguro Social y no compraron medicamentos, ahora hay desabasto y eso es traumático para un médico, tener el diagnóstico, los conocimientos y no poderlos aplicar porque no hay las cosas”.

Aunado a lo anterior, calificó como pueril la respuesta dada por el Ejecutivo Federal de un supuesto robo de medicamentos para justificar su ineptitud junto con la de todo su equipo, “porque no compraron los medicamentos, es la realidad y todos lo sabemos, fingen un robo ahí y sí hay carencia”.

Resaltó que esta situación afecta no sólo al IMSS que es el que tenía más reserva de medicamentos, sino a todos los demás sistemas de salud e incluso a nivel privado, donde tampoco se consiguen muchos medicamentos de todo tipo.

Lamentó que el Ejecutivo Federal sólo aplique recortes presupuestales sin prever la situación que vive el país en materia de salud, lo cual repercute necesariamente en la gente con COVID-19, así como en los diabéticos, hipertensos, pacientes oncológicos y de otros padecimientos que no tienen medicinas, “y si consiguen dinero, a veces de todas maneras no encuentran muchos medicamentos y la lista de faltantes es larga”.

Por todo lo anterior, Velasco Hirschberg llamó al Gobierno Federal a corregir esta situación a la brevedad, ante los parches malhechos de compras de urgencia que han sido más caras en los países europeos.