Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, lo prometido es deuda, por lo que proseguiré con el análisis de lo que proponen los diez partidos políticos nacionales sobre los temas que más le interesan o aquejan a los mexicanos. Le recuerdo que estas propuestas son entresacadas y reproducidas de las plataformas electorales que cada uno de estos institutos políticos inscriben ante el INE para poder contender en el proceso electoral en curso.

Hoy toca el turno de abordar la asignatura del “combate a la pobreza y la desigualdad”, la cual, sin duda, es una temática muy sensible, trascendente y que afecta a millones de familias en nuestro país. No es permisible, en este caso, soltar al aire planteamientos sobre la pobreza y la desigualdad que no estén robustecidos en políticas públicas serias y con alto contenido social.

Febrero es el mes de la “Cruzada Nacional contra el Hambre”, programa pilar del Gobierno Federal para atender esta importante problemática, el cual es exaltado por el partido en el poder, pero criticado por las fuerzas políticas de oposición. A continuación, comparto con Usted los compromisos, en esta materia, que buscan adquirir los partidos políticos con nosotros, en caso de que les otorguemos nuestro voto a sus candidatos a Diputados Federales:

Partido Acción Nacional.- Reformar el artículo 26 de la Constitución Federal, en su capítulo I, para que el gasto público sea una herramienta efectiva para reducir la pobreza, la marginación, la desigualdad y la vulnerabilidad, el cual debe enfocarse a reducir brechas de bienestar, así como proponer una iniciativa de Ley para garantizar el derecho a la alimentación.

Partido Revolucionario Institucional.- Vincular los programas de combate a la pobreza con la educación, salud, inserción laboral e inclusión financiera, así como promover los programas de capacitación para el trabajo, buscando que los beneficiarios salgan de su situación de pobreza a través de su propio trabajo y esfuerzo.

Partido de la Revolución Democrática.- Impulsar un crecimiento con equidad de la economía, es decir, empleos dignos bien remunerados, una política social que garantice educación universal y de calidad, salud y vivienda para todos los mexicanos, sustentada en garantizar la universalización de los derechos y no en el asistencialismo.

Partido del Trabajo.- Promover la descentralización total de los programas de combate a la pobreza y asistencia al campo, estableciendo criterios claros en el manejo de los recursos, para dejarlos en manos de instancias estatales y municipales conformadas con la participación de los gobiernos respectivos y de las organizaciones sociales.

Partido Verde Ecologista de México.- Promover que los recursos destinados a combatir la pobreza lleguen de manera más directa e individualmente a quienes los requieren, así como incluir, de manera transversal, el tema ambiental en las políticas sociales, ya que la preservación del medio ambiente está asociada directamente con el combate a la pobreza y el bienestar social.

Partido Movimiento Ciudadano.- Pensar más allá de las tradicionales visiones de la pobreza ligadas a un piso mínimo de recursos y hablar de bienestar social, para referirnos al conjunto de factores que toda persona necesita para gozar de una vida digna y libre, así como impulsar un amplio programa de vacunación y de atención de enfermedades relacionadas con la pobreza.

Partido Nueva Alianza.- Atender las oportunidades laborales para jóvenes más vulnerables (en condición de pobreza), así como fortalecer los programas de educación indígena, asegurando además de la calidad educativa en sus lenguas nativas, la inclusión social y los apoyos que aseguren su acceso a las oportunidades de superación en igualdad de condiciones.

Partido Morena.- Poner en marcha un programa de recuperación del salario mínimo y apoyar una política de precios, tarifas y tasas de interés a favor de las mayorías, así como impulsar el abasto social y público, el apoyo masivo a la economía popular y proyectar a la vivienda como un derecho social de las familias.

Partido Humanista.- Impulsar una política pública de seguridad económica, basada en conceptos de seguridad humana y en un enfoque transversal de derechos humanos, la cual debe estar orientada a erradicar la pobreza y mejorar las condiciones laborales, garantizando el acceso general a un nivel de vida adecuado para el desarrollo de las capacidades personales y colectivas.

Partido Encuentro Social.- Formular una política social orientada a garantizar universalmente una base mínima de bienestar social y no sólo acciones focalizadas o segmentadas, partiendo de la realización efectiva de los derechos sociales básicos consagrados en la Constitución, así como desarrollar esquemas que provean de una protección social universal adecuada.

Continuaré, en la próxima entrega, con el análisis de otro tema importante de la agenda pública nacional. Por cierto, que pase Usted un excelente día del amor y la amistad!!!

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención. Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

 

Correo electrónico: carlosromo38@hotmail.com

Twitter: @josecarlos_romo

¡Participa con tu opinión!