sapiens_logoPor: David Reynoso Rivera Río
Se han cumplido ya 21 años desde que Luis Donaldo Colosio Murrieta falleció. La gran mayoría de nosotros, los jóvenes, no recordamos aquel triste y vergonzoso día en el que nuestro país perdió a un gran ideólogo; sin embargo, su legado es y seguirá siendo fuente de inspiración para que seamos nosotros los encargados de seguir con este proceso que algunos de nuestros gobernantes han venido ejecutando, transformando así ese México con hambre y sed de justicia en un México igualitario, democrático y justo.
Hace un par de días, compartía en redes sociales una imagen en la cual se describe cómo nosotros los jóvenes no conocimos a Colosio, mucho menos tenemos en la memoria sus discursos ni sus pláticas ni tenemos una foto con él, pero tenemos algo mucho más importante, somos herederos del ideario que él vislumbró.
SER PRODUCTO DE UNA CULTURA DEL ESFUERZO Y NO DEL PRIVILEGIO, es, sin lugar a dudas, una de las grandes lecciones que nos dejó Colosio. Este ideal debe aplicarse e interpretarse de la manera más adecuada ya que algunas veces en el ámbito académico, empresarial y en la política misma, los mejores puestos son para aquellos que tienen una gran gama de relaciones y no necesariamente para aquellos que cuentan con las capacidades para estar al frente.
El acceso y las oportunidades deben de ser iguales para todos, tenemos que luchar y buscar trascender en un mundo globalizado, el cual definitivamente requiere competencia, preparación y demostrar nuestro verdadero potencial. Enérgicamente, Colosio nos dejó una gran tarea: cerrar el paso al influyentismo, a la corrupción y a la impunidad.
Así como nos dejó una tarea, nos planteó la solución, hacer de la CONGRUENCIA nuestra forma de vida diaria. Al hablar de Colosio, muchas veces la nostalgia lleva a ciertas personas a creer que su gobierno hubiese solucionado todos los problemas. Yo creo que esto no es así, ya que los problemas son inherentes a toda sociedad y siempre existirán en cualquier gobierno. Pero definitivamente personas como él, son las que debemos buscar que gobiernen a México.
Espero que el ya famoso eslogan de COLOSIO VIVE, no se convierta solo en una frase repetida, sino que se impregne en cada uno nosotros como forma de vida. Hoy toda la clase política mexicana necesita políticos que entiendan la verdadera causa del servicio público y ciudadanos que comprendan verdaderamente su rol a cabalidad.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr

¡Participa con tu opinión!