GUADALAJARA, Jalisco.- El estado de salud de Vicente Fernández no ha mostrado mejora y, para darle comodidad al cantante, se le colocó una sonda de alimentación especial en el estómago.
‘Chente’ lleva ya 24 días hospitalizado y en terapia intensiva, y el viernes pasado sus médicos le realizaron este procedimiento debido a que buscan que tenga una mejor digestión. Previamente, tenía la sonda en la nariz.
“Derivado de las secuelas de su enfermedad y la incapacidad para hacer una digestión efectiva, y por el tiempo de evolución, fue necesario realizar la colocación de alimentación especial, que se le colocó directamente sobre el estómago, con mínima invasión, un procedimiento que se llevó a cabo sin ninguna complicación y sin eventualidades”, dijo el médico Arturo Gómez, encargado de dar a conocer públicamente la condición médica del jalisciense.
De acuerdo con el parte médico del cantante de 81 años de edad, su estado de salud es estacionario y se mantiene muy estable, pero no deja de ser crítico.
En relación a lo pulmonar, se dijo que ya mantiene un poco más la respiración espontánea y que, en ocasiones, ya sostiene una respiración constante por sí solo, aunque debe seguir controlado con oxígeno.
La hospitalización de Vicente Fernández se dio luego de que sufriera una caída en su rancho Los Tres Potrillos. (Abril Valadez/Agencia Reforma)