Un aparatoso choque entre un taxi y un automóvil particular se registró el domingo por la tarde en calles del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos y aunque afortunadamente no hubo personas lesionadas, los daños materiales que provocó fueron estimados en 50 mil pesos aproximadamente.
Fue a las 18:15 horas, cuando en los servicios de emergencia se recibió un reporte, donde se informaba que en la avenida Rodolfo Landeros Gallegos y cruce con avenida Ojocaliente a la altura del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, se había registrado un aparatoso accidente automovilístico, además de que se desconocía si había personas lesionadas.
A fin de verificar el reporte, se trasladaron al sitio señalado varias unidades de la Policía Vial y al hacer su arribo localizaron un taxi marca Nissan Tsuru, modelo 2017, color rojo, con número económico 1360, el cual se encontraba fuera de la cinta asfáltica y con visibles daños en su parte lateral delantera izquierda.
Asimismo, se encontraba un coche Chevrolet Beat, modelo 2021, color azul, con placas de circulación del estado de Aguascalientes, que presentaba daños en su parte frontal.
Esta unidad automotriz era conducida por una mujer identificada como María, de 32 años, quien resultó ilesa, así como el taxista que fue identificado como Justo, de 69 años.
Sin embargo, una acompañante de la conductora del coche Chevrolet Beat se quejaba de un fuerte dolor, por lo que acudió una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil y fue atendida por los técnicos en urgencias médicas, sin que afortunadamente requiriera de ser trasladada a algún nosocomio.
Se logró establecer que al momento de los hechos, el vehículo de alquiler se desplazaba por la avenida Ojocaliente en sentido de sur a norte, cuando al llegar al cruce con la avenida Rodolfo Landeros Gallegos, fue impactado por el coche Chevrolet Beat que por su parte, circulaba en sentido de poniente a oriente.
Debido a que ambos conductores aseguraban que la luz estaba en verde en el semáforo ubicado en ese crucero, los policías viales catalogaron el accidente como un “semaforazo”.