Otro accidente automovilístico que resultó bastante aparatoso y dejó daños materiales por 80 mil pesos aproximadamente, fue el que se registró el domingo por la madrugada en plena Zona Centro de la ciudad.
Fue a las 02:45 horas, cuando se reportó al C4 Municipal que en la calle Zaragoza y esquina con la calle Juan de Montoro, habían colisionado dos unidades automotrices, además de que se desconocía si había personas lesionadas.
Hasta el lugar del percance acudieron los policías viales, quienes encontraron un coche Toyota, modelo 2003, color gris y placas de circulación del estado de Guerrero, el cual se había impactado contra una camioneta Nissan Rogue, modelo 2018, color rojo y matrícula del Estado de México.
La primera unidad era conducida por Uriel, de 36 años, mientras que la camioneta la conducía Marco Antonio, de 20 años, mismos que resultaron ilesos.
Se estableció que el coche Toyota se desplazaba por la calle Juan de Montoro en dirección de poniente a oriente, cuando al llegar al cruce con la calle Zaragoza se siguió de frente, lo que provocó que se impactara contra la camioneta Rogue que circulaba por esta arteria en sentido de sur a norte.
Debido al violento choque, el conductor del coche Toyota perdió el control y salió proyectado hacia la banqueta, donde derribó una caseta telefónica de la empresa Telmex.
Cabe destacar que en el lugar del accidente se ubica un semáforo y según ambos conductores tenían la luz verde, por lo que al final los policías viales lo catalogaron como un “semaforazo”.