El director del FASA (Fraterna Asistencia Sacerdotal de Aguascalientes), Ricardo Veloz Cuéllar, señaló que el domingo es la colecta para el fondo médico de sacerdotes; se entregarán sobres en los templos para las aportaciones de quienes acudan a misa y deseen colaborar.
Destacó que esta colecta la realizan cada año, ya que el presbiterio carece de seguridad social, y es fundamental disponer de un recurso para cubrir los gastos que genera la atención de una enfermedad.
Desde hace 19 años, se realiza el primer domingo de diciembre junto con una jornada de oración por los sacerdotes enfermos.
Esta colecta es complementada por los 10 mil pesos que cada sacerdote aporta y los 14 mil pesos que le corresponden a la parroquia o seminario, el lugar donde esté adscrito el sacerdote; en ambos casos, la cuota es anual, es como si se tratara de un seguro médico.
Incitó a los fieles a colaborar en la medida de sus posibilidades.
Actualmente, 24 sacerdotes son mayores de 70 años y 250 menores de esa edad; todos están expuestos a enfermarse y llegado el momento, requerirán de atención médica.