Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La violencia desbordada en Colima, Michoacán, Guerrero, Sinaloa, Tamaulipas y Zacatecas mantiene intransitables la mayoría de las carreteras de estas entidades, advierte una alerta de seguridad emitida por Departamento de Estado de EU en la que pide a sus funcionarios no viajar por tierra.
En Colima, en donde la ruptura de José Bernabé Brizuela Meraz, «El Vaca» o «La Bestia», con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), para formar el denominado Cártel Independiente de Colima, ha dejado un repunte en los homicidios, balaceras, secuestros y narcobloqueos, el Gobierno de EU pide a sus empleados no usar las carreteras que conectan con Jalisco y Michoacán.
En la frontera de Colima con esta última entidad, donde ciudadanos estadounidenses han sido víctimas de secuestro, llama a no viajar dentro de un radio de 20 kilómetros.
Tampoco pueden viajar a Tecomán, ni utilizar la Carretera 110, desde Tecomaca, Colima, hasta la frontera con Jalisco, así como la Carretera Federal de Cuota 54D entre Guadalajara y Manzanillo.
En este último municipio, los empleados del gobierno de EU sólo lo pueden visitar las áreas turísticas y portuarias. Todas las demás áreas están prohibidas.
Colima es una entidad considerada como punto de entrada en el Pacífico de drogas y precursores químicos.
Mientras que en Michoacán, el Departamento de Estado recomienda no viajar a ningún municipio y advierte que la única vía medianamente sin riesgo es la Carretera Federal 15D para transitar por el estado, entre la Ciudad de México y Guadalajara.
Señala que para ir Lázaro Cárdenas, sólo se puede viajar por aire y limitar las actividades al centro de la ciudad o las zonas portuarias.
Tampoco pueden ir a la Reserva de la Mariposa Monarca.
En esta entidad, la guerra entre el CJNG y Cárteles Unidos arreció la semana pasada con la masacre de 20 personas en un palenque clandestino ubicado en Zinapécuaro.
Antes, en febrero, fue exhibida una disputa personal entre dos líderes del CJNG que derivó en la ejecución de un grupo de personas en San José de Gracia, durante un velorio.
Sobre Tamaulipas, pide no viajar entre ciudades utilizando las carreteras. Y advierte un «toque de queda nocturno».
Señala que debido a la actividad del crimen organizado, que incluye tiroteos, asesinatos, robos a mano armada, robos de vehículos, secuestros, desapariciones forzadas, extorsiones, entre otros delitos en varios municipios, en marzo pasado autorizó el cierre del consulado de Nuevo Laredo.
También Sinaloa está en alerta. Refiere que se puede viajar a Los Mochis, Topolobambo y Mazatlán, pero sólo por aire o mar, y que los empleados de EU están limitados a la Zona Dorada y al centro histórico de Mazatlán.
Mientras que en Guerrero, donde miembros de grupos armados mantienen con frecuencia bloqueos de carreteras, sus empleados no pueden viajar a Acapulco, Zihuatanejo e Ixtapa.
Para Zacatecas, llama a reconsiderar los viajes y que no se hagan por el sur de la Carretera Federal 45 y al oeste de la Carretera Federal 23.
Los empleados de EU no pueden viajar al municipio de Fresnillo, uno de los más violentos de la entidad.
En marzo, en la zona limítrofe entre Zacatecas y Jalisco, se reportó un tiroteo en el que murió la empresaria y golfista potosina Lidia Villalba.
En esa zona se han registrado en los últimos meses diversos hechos violentos generados por el crimen organizado. Pertenece a la Región Altos Norte, y también se registra un enfrentamiento entre el Cártel de Sinaloa y el CJNG por el control de la plaza.

¡Participa con tu opinión!