Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró el plan de reactivación económica que se pondrá en marcha para impulsar el crecimiento, pero en Estados Unidos.
Durante su conferencia matutina, el mandatario enumeró las coincidencias que tiene con el nuevo Presidente estadounidense Joe Biden, quien anunció un programa de ayudas de 1.9 billones de dólares para hacer frente a la crisis generada por la pandemia de Covid-19.
“Coincido en sus tres planteamientos principales: el que se atienda de inmediato a la pandemia, que les está afectando mucho, igual que a otros pueblos y a otras naciones. Eso es una prioridad”, dijo.
“Lo segundo que es muy importante es la reactivación de la economía, el que se destinen fondos con ese propósito. Esto, adicionalmente nos beneficia, nos ayuda, por la integración económica que existe entre Estados Unidos y México”.
El pasado martes, la Secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, presentó un plan para ayudar a la reactivación económica en México.
La funcionaria anunció que el Gobierno federal dispersará mil 600 millones de pesos en 60 mil créditos a la palabra.
López Obrador también celebró el tener coincidencias con Biden en materia de política migratoria y recordó que, desde 2012, le entregó una carta para plantear la posibilidad de que la cooperación para el desarrollo ayude a generar mejores condiciones de vida y frenar con ello la migración.
Antes, el tabasqueño deseó que el acto de investidura de Biden se realizara en un clima de paz.
El Canciller Marcelo Ebrard se sumó a las felicitaciones por la llegada de Joe Biden a la Presidencia de Estados Unidos y confió en que se abrirá una nueva etapa de respeto mutuo.

Pocos desencuentros
López Obrador defendió la relación bilateral que mantuvo con Donald Trump hasta el último día de su mandato.
“Fueron pocos los desencuentros, las diferencias. Una en particular, el propósito, la decisión unilateral de querer imponer aranceles. Eso fue lo más complicado en toda la relación con el Presidente Trump; afortunadamente, se llegó a un acuerdo y se resolvió el problema”, expresó.
Sobre la construcción del muro fronterizo, el mandatario aseguró que Trump no fue el primer Presidente estadounidense en construir una barda divisoria entre los dos países, ya que, en el pasado, lo mismo hicieron otros mandatarios de origen demócrata.
A pesar de todos los insultos públicos que Trump lanzó contra los mexicanos, López Obrador agradeció la manera en la que trató a México.
“Agradecerle al Presidente Trump, que termina, por la forma en cómo nos trató y repito: no tengo ninguna duda, estoy tranquilo, optimista, porque va a ser muy buena la relación con el Presidente Biden”, confió.