La Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes emplazó a huelga a la Institución, solicitando un incremento salarial del 15% en la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo.
Así lo informó el secretario general, Sergio Lucio Torales, quien detalló que el pliego petitorio plantea la necesidad para el profesorado universitario de revisar diez de las cláusulas del documento que rige la relación laboral con la Institución.
En entrevista, indicó que el pliego fue depositado en la Junta Especial Universitaria de Conciliación y Arbitraje, donde permanecerá hasta que se programen las negociaciones entre las partes, lo cual ocurrirá a partir del mes de enero del 2018.
De ahí en adelante se desarrollará el diálogo conducente para llegar a los acuerdos que las partes consideren pertinentes de acuerdo a las condiciones de cada una y también del contexto del momento en la entidad y en el país, agregó.
Lucio Torales señaló que entre los temas en que se está solicitando revisión y nuevas condiciones de trabajo destaca, además del incremento salarial, un aumento en los beneficios económicos para material didáctico.
Igualmente, revisar y mejorar el recurso que se dispone para la productividad de la plantilla docente de la Autónoma de Aguascalientes, así como una partida a efecto de apoyar la construcción del Centro Recreativo en la Posta Zootécnica de la Universidad.
En otro de los puntos señalados en el emplazamiento, se encuentra también la solicitud de revisión del apoyo que se otorga a la ACIUAA para la organización de la celebración anual con motivo del Día del Maestro en el mes de mayo, ya que la inflación ha rebasado la capacidad adquisitiva con el recurso etiquetado y además cada vez hay más docentes.
De igual manera, destacó como uno de los puntos torales del documento lo relativo a la apertura de concursos de oposición para maestros interinos, a través de una programación clara de los periodos y los espacios disponibles para este sector del profesorado universitario.
Finalmente, dejó en claro que si bien la relación con la autoridad universitaria es positiva y cercana, todo lo relativo a la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo se aborda con la formalidad jurídica que se requiere, de tal manera que de aquí a enero del 2018 no habrá diálogo previo de manera informal, a fin de que las propuestas se hagan en el contexto y momento correspondiente.