Ya cobró su segunda víctima mortal el múltiple ataque armado que se registró el pasado lunes 25 y la madrugada del martes 26 de marzo en el fraccionamiento Paseos de la Providencia, en el municipio de San Francisco de los Romo.

Luego de casi una semana de agonía, finalmente el domingo pasado murió en el Hospital Regional de Rincón de Romos, un joven identificado como Alonso Franco, de 25 años.

Tras reportarse su deceso a la Fiscalía General del Estado, se trasladaron al municipio de Rincón de Romos para realizar las diligencias correspondientes, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.

Se estableció que la muerte de Alonso fue por un traumatismo craneoencefálico severo, tras recibir un fuerte golpe en la cabeza.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PDI, la noche del lunes 25 de marzo, un grupo de sicarios irrumpieron en el fraccionamiento Paseos de la Providencia, en el municipio de San Francisco de los Romo y tras irrumpir en varios domicilios, atacaron a cuatro personas –tres hombres y una mujer-, quienes aparentemente se dedicaban a la venta y distribución de narcóticos.

Fue durante la madrugada del martes 26 de marzo, que los sicarios arribaron a una vivienda ubicada en la calle Paseos de San Miguel y casi cruce con la calle Paseos de San José.

En ese lugar se encontraba el ahora occiso Alonso y su pareja sentimental identificada como Alma Itzel, de 27 años.

Se estableció que a Alonso lo comenzaron a agredir y uno de los sospechosos le propinó un fuerte golpe en la cabeza con un bat de béisbol, dejándolo inconsciente.

En ese momento Alma Irtzel trató de escapar, pero al estar ya en la calle, uno de los sicarios la atacó a balazos y la hirió en el cuello, así como en sus extremidades.

La mujer murió más tarde cuando se encontraba recibiendo atención médica en el HGZ No. 3 del IMSS, en el municipio de Jesús María. Por su parte, Alonso fue trasladado en una ambulancia del ISSEA a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos, donde permaneció hasta el domingo pasado cuando finalmente también murió.