Carlos Eduardo Martínez Reyes 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Ni las parroquias se salvan del cobro de piso por parte de la delincuencia organizada.

El vocero de la Arquidiócesis de Guadalajara, Antonio Gutiérrez Montaño, reveló que algunos templos pagan al crimen para no exponer ni a los religiosos ni a los laicos.

«No quiero dar pista de dónde se da por la seguridad de los mismos sacerdotes», dijo.

Gutiérrez lamentó que se tenga que llegar a estos acuerdos con los grupos criminales, ya que son ilegales.

Sin embargo, dijo que mientras no se pueda garantizar la seguridad en estos lugares, se tiene que dejar así.

El domingo, el Arzobispo de Guadalajara, el Cardenal Francisco Robles Ortega, denunció que en parroquias de la zona norte, colindantes con Zacatecas, tienen que pedir permiso a la «plaza» para la realización de fiestas patronales, así como darles el 50 por ciento de las ganancias.

Además, denunció la presencia de retenes en esta región, lo cual fue negado por el Gobernador emecista Enrique Alfaro.

Gutiérrez señaló que, hasta el momento, no ha habido atentados o agresiones contra los clérigos.