Erika P. Bucio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) pretende hacerse de la propiedad intelectual de los productos de investigación emanados de proyectos apoyados con recursos de la dependencia, lo cual le ha granjeado críticas y señalamientos de violación a los derechos de autoría de los investigadores.
«La propiedad intelectual es de quien la genera, de las instituciones, de tal suerte que el Conacyt es un organismo de financiamiento, pero no por ello es dueño del conocimiento que se genera a través de las investigaciones», expuso en entrevista Teresa García Gasca, Rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).
Las pretensiones del Consejo asoman en una cláusula para la obtención de apoyos, lo cual desincentiva la participación de universidades y centros de investigación.
«Nunca se había presentado una situación así», aseveró García Gasca.
La Rectora de la UAQ recordó, además, que las universidades aportan también de sus recursos para el desarrollo de proyectos, como nóminas, equipamiento y servicios, de tal suerte que el Consejo no aporta el 100 por ciento de los fondos que se requieren.
García Gasca pidió recular al Conacyt y prestarse al diálogo.

¡Participa con tu opinión!