Benito Jiménez
Agencia Reforma

CUERNAVACA, Morelos.- Con una denuncia en curso por enriquecimiento ilícito, el Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, fue respaldado ayer por el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia mañanera efectuada en esta ciudad.
«Nos da mucho gusto estar aquí en Morelos con el Gobernador Cuauhtémoc Blanco, al que apoyamos, al que respaldamos, porque no está sólo Cuauhtémoc», le dijo al ex futbolista.
Blanco y un círculo de familiares cercanos y funcionarios fueron denunciados el pasado 13 de septiembre por el abogado Enrique Paredes, presidente del Colegio de Abogados de Morelos, ante la Fiscalía Anticorrupción del estado.
La querella fue por presuntamente ocultar el origen, propiedad y destino millonario de recursos a través de la triangulación de cuentas bancarias.
El recurso incluye al medio hermano del Mandatario, Ulises Bravo; a Edgar Riou Pérez, primo y secretario particular del ex futbolista, y Jaime Tamayo Godínez, amigo y apoderado de la marca «Cuauteminha».
Sin embargo, la corrupción de la que habló López Obrador ayer en Morelos fue de la del ex Gobernador Graco Ramírez.
A pregunta expresa, el tabasqueño indicó que las investigaciones por corrupción contra Ramírez están en manos de la Fiscalía General de la República (FGR).
«En cuanto a la investigación por presuntos delitos de corrupción de las autoridades anteriores, eso está en la Fiscalía General de la República y hay que esperar a que se proceda porque ya hay autonomía, no podemos nosotros intervenir en los asuntos, en las investigaciones que corresponden a la Fiscalía General de la República.
«El caso que menciona está en la Fiscalía General de la República, entonces vamos trabajando juntos con el Gobierno del Estado. No vamos a dejar de trabajar, nos importa el pueblo de Morelos, el pueblo de Emiliano Zapata, entonces vamos a seguir apoyando», reiteró.
Como ejemplo, anunció la construcción de 15 cuarteles de la Guardia Nacional en el estado.