Implementa la Asociación de Mujeres Jefas de Familia el uso de claves que sean enseñadas a los hijos, que puedan ser identificadas por las madres en caso de verse envueltos en alguna situación de peligro, a fin de evitar situaciones como el caso de la pequeña Fátima en la Ciudad de México, así lo dio a conocer su presidenta Gwendolyne Negrete Sánchez.

La activista social informó a El Heraldo que lo ocurrido recientemente en la capital del país ha puesto en alerta a dicha asociación, por lo que están enseñando a los hijos de las jefas de familia, claves donde den a entender que están bien o que entre ellos puedan identificar si están en peligro, para que puedan actuar de inmediato; “que sea algo que despiste a la persona que está queriendo violentar, pero que para quien reciba el mensaje signifique que no está bien y actuar inmediatamente”.

Asimismo, resaltó la importancia de crear redes de apoyo entre los vecinos y generar la confianza necesaria en caso de requerirse algún tipo de ayuda hacia las propias familias ante la violencia que desafortunadamente no para en el país y que sigue sucediendo, sobre todo en contra de la mujer.

En tal sentido, Negrete Sánchez lamentó que desde el Gobierno Federal no han dado las respuestas y ni siquiera han tenido la sensibilidad de decir que van a trabajar para realmente erradicar la violencia hacia las mujeres. “Mandan un decálogo que más que ayudar, enardeció más los ánimos de todas las mujeres que estamos luchando a favor de que pare ya la violencia, que en este caso está muy fuertemente marcada hacia las mujeres y esto debe de parar porque ya se traslada hacia los infantes”.

Asimismo, indicó que más que aumentar la pena de prisión de 60 a 65 años, como lo aprobó la Cámara de Diputados, lo importante es que el tema del feminicidio no se quite del Código Penal como se pretende hacer por parte de la autoridad federal, toda vez que se debe seguir visibilizando esta problemática que persiste y por el contrario, pugnarán que se homologuen los criterios en todo el país.