En las últimas dos semanas, la Dirección de Reglamentos aplicó 26 clausuras a cantinas, bares, restaurantes, tiendas de abarrotes y establecimientos de vinos y licores que no acataron el cierre de giros no esenciales y se les aplicaron multas de 150 mil pesos, aunque con la política de descuentos quedaron en 15 mil pesos.

David Ángeles Castañeda, titular de reglamentos, aseveró que aquellos que no han liquidado todavía la sanción económica no pueden reabrir sus establecimientos, aunque el gobierno del Estado ha emitido los nuevos lineamientos en este tiempo de contingencia sanitaria.

El funcionario señaló que en tiempos sin pandemia, las sanciones económicas oscilan entre 4 mil y 7 mil pesos, pero a causa de la contingencia COVID-19 se duplicó el monto, porque el objetivo es salvaguardar la salud humana.

En entrevista con El Heraldo, David Ángeles Castañeda precisó que los negocios sancionados argumentaron que no sabían de la prohibición de operación durante las dos últimas semanas, pero eso no fue válido. En estos 15 días se recibieron más de 300 quejas ciudadanas.

A través de los inspectores y supervisores de la Dirección de Reglamentos, de mercados, tianguis y áreas comerciales, Guardia Sanitaria, Secretaría de Seguridad Pública se llegó al 30 por ciento de las 4,500 licencias reglamentadas al estarlos visitando físicamente para exhortarlos de acatar las medidas o bien en la atención de las quejas ciudadanas.

Respecto a la operación hasta las 12 de la noche para todos los giros reglamentados, consideró que al haber la oportunidad de moverse a restaurantes, antros y bares, la gente tendrá la oportunidad de estar en contacto con desconocidos, mientras que cuando se reúne en sus casas si alguien se contagia se queda entre sus propios familiares o amistades.

Ante la llegada de las nuevas indicaciones por parte del Gobierno del estado, el funcionario capitalino recalcó que toda la ciudadanía se encuentra obligada a seguir tomando las medidas preventivas y no se bajará el estado de alerta, pero se sabe que difícilmente se puede cubrir toda la ciudad por su tamaño.