La inconformidad en el Movimiento de Regeneración Nacional creció, y uno de los grupos a su interior, tomó y clausuró las instalaciones de la sede de este partido, con la advertencia de que allí permanecerán hasta conocer los nombres de los que serán sus candidatos rumbo a las elecciones del 6 de junio de este año, pues aseguraron, no están de acuerdo con las imposiciones y que su dirigencia nacional no muestre interés de lo que ocurre en Aguascalientes.

Luego que por la tarde del martes se manifestaron afuera del Instituto Estatal Electoral, propiciando el cambio de fecha para el registro de los candidatos de MORENA, evento que estaba calendarizado para ese día, ayer convocaron a otra rueda de prensa para insistir en su oposición en la imposición de candidatos, que aseguraron, no son los idóneos ni deseados por los morenistas, por no representar sus causas ni a la 4T.

Este grupo encabezado por Sebastián y Norma Martínez, Humberto Pedroza, Carlos Serrano, entre otros, señalaron que al Movimiento de Regeneración Nacional han llegado personajes que fueron militantes de otros partidos, principalmente del PRI, que sólo van por sus intereses y no por las causas ciudadanas; en el caso de Arturo Ávila, insistieron, sus inquietudes son más de protección a sus empresas y sus socios y en Aguascalientes, recalcaron, no representa a nadie.

Minutos antes de las 11:00 de la mañana, dieron por terminada la rueda de prensa, en la que contaron con la presencia de representantes de los medios de comunicación y “porristas”, listos para la clausura del edificio y el apoyo que darían para hacer un inventario de lo que se quedaba en el inmueble, tanto muebles como documentos y allí permanecerán, insistieron, hasta que la dirigencia nacional atienda sus reclamos; mientras tanto, la puerta de acceso fue cerrada con cadena y candado.

Por lo pronto, las oficinas de MORENA en la entidad se mantendrán cerradas por fuera y ocupadas sólo por quienes estarán resguardándolo, pues si bien la fecha para el registro de candidatos fue cambiada para el sábado próximo, lo que tienen derecho a conocer los consejeros del partido y sus militantes, son los nombres de quienes portarán la bandera y darles el aval, para que puedan tener el apoyo que necesitarían, al menos de los morenistas.