Un total de seis ladrilleras han sido clausuradas por parte de personal de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) en lo que va del año, luego de que fueron detectadas produciendo fuera de las normas establecidas y que atentaban en consecuencia contra la buena calidad del aire en Aguascalientes.
La Procuradora Ambiental, Ofelia Castillo Díaz, precisó que a pesar de la pandemia el personal a su cargo se mantiene laborando, por lo que han implementado todas las medidas de seguridad e higiene para evitar riesgos a la salud. Indicó que se ha logrado en los primeros cuatro meses del año realizar clausuras de ladrilleras, mismas que utilizaban para sus hornos la quema de materiales no permitidos como es basura, plástico, así como llantas, aceite quemado y hasta pañales sucios. En algunos casos también incumplían con la distancia de 500 metros entre ladrillera y casas habitación.
Lo anterior, explicó la funcionaria, ha provocado que en pasados días se registrara un aumento en la concentración de contaminantes PM 10 y PM 2.5, mismas que pueden ser atribuidas a quemas agrícolas, actividades de construcción, ladrilleras e incendios forestales.

DENUNCIAS
La población puede reportar a la Proespa la quema de materiales no permitidos en las ladrilleras mediante el WhatsApp (449) 182-33-17

POR LA BUENA
“A fin de no ver afectada su economía, los dueños de las ladrilleras clausuradas serán informados sobre medios alternativos de producción de este tipo de material de construcción. Además, se les brinda asesoría jurídica para que puedan obtener los permisos correspondientes”, Ofelia Castillo Díaz, Proespa.