En lo que va del año, la Dirección de Reglamentos del Ayuntamiento de Aguascalientes ha aplicado cuatro clausuras por exceso de ruido en establecimientos regulares, aunque en las actas de apercibimiento acumulan casi 250 en casas habitación y otras 71 en negocios, a quienes se les solicita se ajusten a la normatividad vigente. Esto representa la mitad de lo que se registró en todo el 2018.
José de Jesús Aranda Ramírez, director de Reglamentos, llamó a la sociedad a respetar los niveles de volumen y especialmente en las casas habitación, sobre todo para favorecer una sana convivencia dentro de las colonias y las comunidades rurales.
“Las sanciones económicas oscilan entre los 600 y 1,200 pesos en el caso de las casas habitación, mientras que en los negocios van de 4,400 pesos hasta la clausura”, indicó.
La principal queja ciudadana por el exceso de ruido sucede dentro de las colonias y fraccionamientos en los cuatro puntos cardinales de este municipio capital.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario señaló que hasta este fin de semana o el próximo, los negocios como antros reiniciarán actividades tras la Feria sanmarqueña, motivo por el cual los verificadores de Reglamentos volverán a los operativos para que cumplan con el Código Municipal.
Aranda Ramírez detalló que los negocios se han dedicado en las últimas semanas a remodelar sus establecimientos para recibir nuevamente a sus clientes, razón por la que se cuidará que no se excedan de los niveles permitidos de 55 y 60 decibeles, sea en la noche o durante el día, respectivamente.
La ley permite que en las casas habitación antes de las diez de la noche, se pueda tener ruido hasta 55 decibeles, pero después de ese horario debe limitarse a 50 decibeles.
“Las quejas ciudadanas contra sus vecinos suelen relacionarse con fiestas familiares, con amigos o particulares, donde muchos acostumbran subir a alto volumen el sonido de sus estéreos, lo que propicia la queja ante la autoridad municipal y por esa razón se integra el operativo pertinente para hacer la verificación en el sentido de que se encuentren dentro de los límites permitidos de la norma oficial”.