Al detectar autoridades ambientales diversas irregularidades al interior del Relleno Sanitario San Nicolás, correspondientes al manejo inadecuado de residuos que pudieran provocar una contingencia mayor, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente inició un emplazamiento de clausura preventiva en algunas de las etapas del mismo centro de concentración de residuos.

Ofelia Castillo Díaz, titular de Proespa, detalló que derivado de diversas visitas de inspección en el Relleno realizadas en días pasados a consecuencia de una denuncia ciudadana, fue posible encontrar faltas graves principalmente en las etapas 4, 5 y 6, en donde se detectó la filtración de hasta 80 mil litros de líquidos provenientes de la basura, la cual pudiera contener sustancias entre metales pesados que se pudieran filtrar a los acuíferos, lo que generaría un problema mayor.

“Otras de las causas de procedencia fueron que los residuos no han sido compactados de manera correcta ni cubiertos como debería ser, así como el plazo vencido de la prórroga para concluir la sexta etapa A en el mismo Relleno. A pesar de que los responsables del centro de residuos presentaron en el lapso de tiempo permitido las respuestas de las recomendaciones, no han sido subsanadas las irregularidades más graves detectadas, por lo que se procedió finalmente”.

De esa manera, el Relleno sólo estará trabajando en sus otras etapas, lo que permitirá evitar mayores conflictos por los desechos generados en los respectivos hogares. Castillo Díaz precisó que no es la primera vez que se detecta ese tipo de irregularidades en la zona, luego de que durante el año pasado se procedió clausurando también algunas etapas, por lo que seguirán trabajando para garantizar la calidad ambiental.

“Las contingencias ambientales pudieran convertirse en un campo de cultivo de infecciones, por lo que es muy importante atender cualquier eventualidad. En caso de que no sean atendidas las recomendaciones en un lapso de 15 días, las sanciones pueden alcanzar hasta el millón 200 mil pesos”, indicó.