La candidata al Senado de la República por Morena, Nora Ruvalcaba Gámez, calificó de insuficiente el debate y las propuestas que se vivieron en el primer ejercicio de intercambio de ideas entre los candidatos presidenciales.
Aseguró que el mejor desempeño fue el de Claudia Sheinbaum, quien presentó propuestas reales a pesar del mal formato que tuvo el evento organizado por el INE.
Señaló las deficiencias del formato del debate del INE, indicando que no permitía un desarrollo completo de ideas y argumentos. Sin embargo, resaltó la estrategia evidente de ambas candidatas durante las tres etapas del debate. En su opinión, Sheinbaum demostró la eficacia de sus políticas basándose en los resultados obtenidos durante su gestión como jefa de gobierno, mientras que la candidata del PRI optó por ataques que no lograron socavar el apoyo popular hacia la abanderada de Morena.
Consideró que los ataques de la candidata del PRI y del PAN fueron despreciables y que las propuestas de Sheinbaum fueron tanto factibles como deseables para el pueblo de México. Ruvalcaba elogió la postura de Claudia como contundente, propositiva y segura, mientras que describió a la otra candidata como banal, dispersa y titubeante.
Finalmente, cuestionó la selección de preguntas durante el debate, argumentando que algunas estaban sesgadas y contenían opiniones subjetivas, lo cual no reflejaba necesariamente la realidad de la situación en áreas como la salud, la educación o la vulnerabilidad de los grupos.