La semana 13 de la NFL dejó al primer equipo clasificado a la postemporada en los partidos del mediodía gracias a una combinación de resultados. El primer resultado vino desde Atlanta en el choque entre Falcons y Saints que fue más apretado de lo que muchos esperaban. Los Saints iniciaron bien el partido con su primera serie ofensiva terminando en siete puntos con el primer pase de anotación en la carrera de Taysom Hill que conectó con Tre´Quan Smith tras un avance de 87 yardas.
Atlanta logró mover el ovoide en dos ocasiones seguidas, pero en ambas se quedó corto en su intento de conseguir siete puntos conformándose con par de goles de campo de Younghoe Koo. No contento con su primera anotación por aire, Hill volvió a anotar ahora con Jareed Cook por el centro de las diagonales y Atlanta cerró la primera mitad con otro gol de campo poniendo las cosas a solo cinco puntos de diferencia.
New Orleans tuvo otra vez un buen inicio en el tercer cuarto cuando su primer ataque recorrió 75 yardas para terminar con un acarreo por el centro de Alvin Kamara encontrando la zona prometida y dándole mayor ventaja a los Saints. Matt Ryan perdió un balón suelto dentro de su yarda 20, pero después Hill hizo lo mismo cuando intentaban anotar. Tras recuperar el ovoide Atlanta logró anotar con Matt Ryan y RuseellGage que se combinaron para siete puntos. El partido con cinco de diferencia se puso emocionante faltando poco más de dos minutos cuando los Falcons estaban en zona roja y se la jugaron en cuarta oportunidad sin tener éxito fallando en su intento de darle vuelta al partido; todavía tuvieron chances con un “Ave María” expirando el reloj, pero terminó en pase incompleto con lo que New Orleans se llevó la victoria 21-16 con Hill lanzando 237 yardas y 2 anotaciones.
El triunfo de los Saints se combinó con la derrota de Chicago 34-30 ante Detroit y fue suficiente para que New Orleans asegure un puesto al menos de comodín en la postemporada con marca de 10-2 que los convierte en el primer invitado de la conferencia nacional.