FC Barcelona's Luis Suarez celebrates after scoring during a Spanish LaLiga soccer match between FC Barcelona and RCD Espanyol at Camp Nou stadium in Barcelona, north eastern Spain 08 July 2020. EFE/ ALBERTO ESTEVEZ
Fernando Vanegas
Agencia Reforma

MONTERREY, N. L.- Volvió a pasar, el descenso se definió en un Clásico entre rivales de la misma ciudad.
El Barcelona venció por 1-0 al Espanyol en el Derbi catalán y con ese resultado, el conjunto “Periquito” cayó a la Segunda División de España.
El conjunto albiazul quedó en el fondo de la tabla general de LaLiga con 24 puntos, a 11 del Eibar que ocupa el puesto 17 y el último que garantiza la permanencia en la Primera División de España, cuando restan sólo tres partidos por jugar.
No es la primera vez que un equipo desciende tras perder ante el acérrimo rival.
La ocasión más reciente que algo así ocurrió fue el 24 de marzo de 1996, cuando Rayados venció por 2-1 a Tigres en el Estadio Universitario y los felinos perdieron la categoría en el llamado “Clásico del Descenso”.
A nivel mundial también sucedió en Inglaterra y Argentina, como ahora ha ocurrido en España.
En la temporada 1973-74, el descenso de la entonces Primera División de Inglaterra se decidió en el Derby de Manchester, cuando el City condenó al United.
Los Diablos Rojos descendieron el 27 de abril de 1974 tras caer por 1-0 ante el City, con un gol de un ex ídolo de Old Trafford, el escocés Denis Law.
Algo idéntico ocurrió en diciembre 1983, pero en Argentina, cuando el Independiente venció por 2-0 a su archirrival del barrio de Avellaneda, el Racing y lo mandó a la “B”.
Hoy, el Barcelona ha enviado al Espanyol a Segunda División.