Las clases en línea pueden afectar la relación entre pares, las habilidades sociales, la movilidad, además de agravar la violencia en niños y niñas en los hogares, así lo advirtió el integrante del Colegio de Psicólogos Forenses de Aguascalientes, Aurelio Coronado Mares.

Afirmó que ante la pandemia y el hecho de hacer Home Schooling o llevar la escuela desde la casa debe ir acompañado de medidas paralelas, ya que si se va a hacer totalmente en línea, no solamente hay afectaciones en cuanto a la falta de relación con otros pares, toda vez que la actividad principal de cualquier niño o niña es el juego, la movilidad y el contacto con los otros, ya que desde ahí es que se forma la identidad y se desarrollan las habilidades sociales.

El especialista apuntó que los riesgos de mantener a los niños en tantas clases en línea puede implicar conductas de irritabilidad, ansiedad, frustración y angustia que se pueden manifestar en berrinches, conductas disruptivas, desinterés y enojo en general, por lo que llamó a los padres a comprender esta situación y acompañar a los hijos. “Evidentemente siempre tratando de aprovechar esto, si se requiere, poner límites, pero lo más importante yo diría en este momento es acompañar, comprender que todos estamos en una situación extraordinaria”.

Ante este panorama, Coronado Mares consideró importante que las autoridades apoyen en establecer medidas enfocadas a dos aspectos: que se pongan dispositivos que permitan otro tipo de convivencia, que se mejoren las clases en línea para que también incluyan momentos de esparcimiento y de diversión, que no sea solamente instructivo, y segundo, que se atienda el problema de la vulnerabilidad por violencia en niños y niñas luego de que el hacinamiento está asociado al problema de la violencia que ellos ven y pueden vivir en sus propios hogares.