Durante el primer mes de contingencia sanitaria, las carnicerías no resintieron en gran medida la baja en ventas, por el contrario, las que se ubican en colonias y dentro de fraccionamientos tuvieron un ligero incremento, pues la gente no se surtía en supermercados o mercados, optaron por ir a los negocios cerca de sus casas y eso ayudó en gran medida.
Así lo dio a conocer el presidente de la Organización de Industriales de la Carne, Raúl González Reyes, quien mencionó sin embargo, que las ventas se han caído en las últimas 3 semanas hasta en un 30%, y aunque en algunos casos han bajado sus precios no ha sido suficiente, pues la gente ya no trae dinero.
Han tenido un mes y medio particularmente difícil, pero ahora con la reactivación parcial de los restaurantes y que algunos taqueros también han vuelto a trabajar, “esperamos tener un poco de más ventas, seguro que no serán las que en enero o febrero, pero algo que sea nos permitirá dar vida a nuestro negocio”
Recordó que cuando llegó la pandemia del coronavirus y se decretó el confinamiento, los tablajeros de las colonias tuvieron buenas ventas, y aunque hacía calor, la gente compraba carne principalmente para preparar caldo, siendo la preferida la de res, pero “ahora ni eso, hay compañeros que llegan al final de la jornada sin ventas”.