Hace un nuevo llamado de auxilio la Fundación Familiares de Alzheimer de Aguascalientes a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, a fin de que incrementen la vigilancia en torno a las instalaciones de la Estancia de Día que se construye en las inmediaciones del fraccionamiento Villas de Bonaterra al sur de la ciudad, ante los constantes robos de que son objeto, denunció su presidente, Bertha Dora Quezada Sánchez.

La activista urgió la necesidad de contar con mayor vigilancia en dicha zona, toda vez que no cuentan con el recurso para pagar a un vigilante, por lo que le piden a la autoridad municipal que les instalen una cámara. “Se colocó una y la acaban de robar, pero ellos pueden hacerlo porque lo harían en los postes que tienen, entonces sólo ocupan ir a instalarla”.

Comentó que acaban de entregar un escrito a la oficina de la alcaldesa Tere Jiménez, al recordarles que desde el año pasado se hizo el reporte con el secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán, de lo mal que está el terreno municipal de al lado de la Estancia de Día, el cual les está perjudicando mucho. “Presionaron para darle continuidad a la obra, ahí estamos trabajando, pero ellos nos están afectando porque no ponen un límite a esos terrenos y es bastante ya que ahí entra cualquiera, ya grafitearon toda la pared y no los ve nadie, entonces está difícil”.

Señaló que en la Estancia de Día les han robado material de construcción, así como puertas y ventanas ya instaladas, que son cosas que a la Fundación le ha costado mucho trabajo conseguir a través de los apoyos que reciben por parte de las diferentes instancias gubernamentales y de la sociedad en general.

Afirmó que en el fraccionamiento Calpulli hay una guardia de Seguridad Pública Municipal, la cual da la vuelta sobre la avenida José María Escrivá de Balaguer hasta Villas de Bonaterra y regresa por la salida a México para reincorporarse a Calpulli, “pero cada cuándo lo harán ¿quién sabe?, si es 2 veces al día, no gracias y además no se detienen que era lo que se les decía, no se les puede obligar a que se detengan, pero que pasen lentamente. Ya saben que en la Estancia de Día no debe haber nadie, por lo que pedimos que nos echen la mano con mayor vigilancia”.