Persisten los problemas ante el SAT para la obtención de citas, a grado tal que una persona física tuvo que acudir a la justicia para solicitar un amparo ante la falta de éstas para poder realizar su trámite ante la autoridad fiscal, denunció el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.

El especialista comentó que si bien el SAT ha trabajado, analizado y hecho mejoras en las citas y trabajan al 100%, sin embargo sigue habiendo áreas de oportunidad que deben mejorar, ya que desde hace 2 meses dicha instancia ha tenido una práctica de liberar citas diariamente para el día siguiente y ha desarrollado un sistema de inteligencia para identificar cuáles son las citas más requeridas por los contribuyentes y que son las que generan en mayor cantidad.

Sin embargo, dijo que hay citas que todavía es más complicado de obtener tales como las inscripciones de personas morales, avisos de cancelación en el RFC por desaparición de personas morales, entre otras que no son tan sencillas de tramitar y no se liberan diariamente, solamente las que sí libera son las que tienen que ver con la obtención de primera vez y renovación de Firma Electrónica para Personas Físicas.

Lamentó que ante esta problemática recientemente una persona física obtuvo un amparo el pasado 15 de julio por parte del Juzgado Sexto de Distrito de Chiapas, relativo a una cita que quiso sacar desde diciembre del año pasado para sacar su firma electrónica, que al no obtenerla, a través de una demanda le dice al SAT que entre sus obligaciones tiene que darle una cita para lograr el trámite que requiere. “Se va al amparo y como prueba ofrece que la misma gente del Tribunal intente obtener una cita y se documenta que efectivamente no la pueden lograr”.

Ante esta situación, Franco Hernández dijo que es lamentable que los contribuyentes tengan que llegar a estas instancias para poder obtener una cita, ante lo cual es muy delicada la imagen que da el Gobierno Federal con esta situación y deja mucho qué pensar de si se está aplicando bien el presupuesto en el SAT, por lo que dicha instancia tiene un área de oportunidad muy grande para corregir esta situación y la gente pueda hacer sus trámites sin problemas.