El director del Centro de Integración Juvenil de Aguascalientes, Mario García Martínez, solicita al Gobierno del Estado conformar una alianza formal para atender directamente todas las llamadas de emergencia que recibe la línea del 911 en los asuntos relacionados con el consumo de drogas tanto ilegales como legales.
Esto, dijo, se busca para apoyar de manera inmediata a todas esas personas en situaciones de crisis, de ansiedad a causa del consumo de alcohol, tabaco o de sustancias psicoactivas ilegales como la marihuana o metanfetaminas, entre otras.
Aclaró que el Centro de Integración Juvenil no busca intervenir en asuntos relacionados con los suicidios, ahí deben actuar las autoridades de salud mental especializadas.
En entrevista con El Heraldo, mencionó que de modo directo, el aforo de llamadas telefónicas directas no ha disminuido, ya que hay muchas personas que sienten ansiedad a causa de la contingencia sanitaria por el COVID-19 y requieren de acompañamiento para liberar sus emociones de miedo y preocupación.
Indicó que el personal del CIJ continúa laborando mediante el esquema de guardias, lo cual se mantendrá hasta que se transite al semáforo verde en Aguascalientes y todos pueden regresar a las actividades presenciales, por fortuna se mejora en los esquemas de comunicación de tele media, apuntó.
Prueba de esto es que ayer lunes por la tarde arrancó la primera sesión de terapia grupal para la atención del consumo de la marihuana, lo cual se realizó por la plataforma digital de Zoom y las personas que quieran participar en ellas para continuar con sus procesos de recuperación de las adicciones, pueden llamar al teléfono 449-915-45-42 extensión 12, donde trabajadores sociales se comunicarán con las personas interesadas.
Finalmente, Mario García Martínez informó que los padres de familia han dejado de acudir a las citas programadas en el CIJ, se tiene registrado que un 30% no han llegado para dar seguimiento a una diversidad de situaciones relacionadas con las sustancias psicoactivas.